Uruguay fue incluido en la lista de casos que serán analizados en la 108.ª Conferencia Internacional del Trabajo. En tanto, el ministro del ramo, Ernesto Murro lamentó que algunos representantes empresariales y la Organización Internacional de Empresarios cuestionen a Uruguay por su sistema de negociación colectiva, que cerró su última ronda con un 90 % de acuerdos, y valoró “el apoyo de varios gobiernos al Uruguay”. “Lo que se quiere por parte de algunos representantes empresariales es reducir o eliminar la negociación colectiva en Uruguay, y a eso nos vamos a oponer, en defensa de los trabajadores, de las pequeñas empresas y del impacto que tiene en el salario y en las condiciones de trabajo, también para los jubilados y pensionistas de nuestro país”, señaló el ministro.

“Aprovecharemos esta oportunidad para defender las políticas laborales y sociales que ponen a Uruguay en los primeros lugares del continente en protección social, negociación colectiva, libertad de asociación de trabajadores y empresarios, libertad de expresión, democracia, transparencia y seguridad jurídica”, manifestó el ministro de Trabajo. Comparó esta situación con el juicio que enfrentó y ganó Uruguay a la tabacalera Philips Morris por las políticas de salud contra el tabaquismo.
Desde el Gobierno, “estamos, estuvimos y estaremos dispuestos al diálogo y la negociación con todas las partes”, dijo el jerarca. Además, explicó que la administración “ha realizado muchas propuestas para mejorar la Ley de Negociación Colectiva, atendiendo planteos de empresarios y de OIT que encaraban la situación de ocupaciones y piquetes”. Agregó que, “lamentablemente, desde julio de 2017, han sido rechazadas por algunas cámaras empresariales”.

De ronda 
Murro también destacó que está culminando la ronda de negociación colectiva más grande de la historia, con 231 Consejos de Salarios, de la que restan cerrar solamente dos. “Los 229 que ya finalizaron tienen un 90 % de acuerdo entre empresarios y trabajadores”, subrayó. “Esta es la mejor prueba del funcionamiento de la negociación colectiva en Uruguay”, sentenció.

En tanto, este martes en Ginebra, donde se celebra la conferencia de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el ministro dio que pensaba “defender el sistema de negociación colectiva, que tiene 76 años de antigüedad”. Se trata de “una defensa de los trabajadores, sobre todo de los más débiles, y del aumento del salario, que, además, ha impactado en la mejora de jubilaciones y pensiones”, agregó.