El juez de feria, Diego González Camejo, homologó el acuerdo alcanzado en el ámbito de la fiscalía entre el futbolista Naithan Nández y el joven que lo denunció, Federico Marchetti, en el marco del incidente registrado en la madrugada del pasado domingo 31 en un boliche de Punta del Este.
La fiscal de feria, ante el acuerdo, declinó seguir las actuaciones contra Nández más allá que de todas formas el caso debería ser escuchado por el juez de turno.
Por esa razón ambas partes se trasladaron desde la sede de las fiscalías de Maldonado, ubicada frente a la plaza del Vigía, al Centro de Justicia ubicado a tres cuadras de distancia.
En las primeras horas de la noche del domingo el tema quedó cerrado y Nández pudo abandonar el país para retomar los entrenamientos junto a los demás integrantes del plantel principal de Boca Juniors de Buenos Aires.
El acuerdo consistió en un pedido de disculpas del jugador de la selección celeste y la entrega de una suma de dinero que no pudo ser precisada. Más allá del pedido de disculpas, el acuerdo es confidencial para ambas partes. Marchetti aceptó las disculpas de Nández y el monto de dinero que recibirá como indemnización.
EL nuevo Código de Proceso Penal habilita el acuerdo entre partes como una forma de reparar el daño sufrido por una víctima sin la necesidad de seguir un juicio penal que termine con la condena del acusado.
El acuerdo se realizó entre el abogado Jorge Barrera y la abogada del denunciante, que, además es madre del mismo. Barrera se excusó de brindar los detalles del acuerdo económico alcanzado entre las partes al explicar que se trata de un tema confidencial.

La pelea
La situación se generó cuando ambos involucrados se encontraban en boliche Manantiales Point de la zona del puerto sobre las 5 de la madrugada del domingo 31. Según dijo el futbolista el sujeto se propasó con su esposa y por eso su reacción. El golpeado lo denunció luego ante las autoridades policiales. Nahitan Nández, es oriundo de Punta del Este, donde jugó en el club Ituzaingó, entre otros equipos, para luego ir a Peñarol y de allí a Boca Juniors. Nández aún tiene un proceso abierto en la justicia de Montevideo por un incidente durante un partido de fútbol entre Peñarol y Palmeiras que terminó con incidentes. Por este caso varios jugadores fueron procesados sin prisión.

Contenido publicitario