delamar1El municipio de San Carlos rechazó el pedido de autorización formulado por un comerciante para instalar una cafetería en un predio de La Barra. El planteo fue realizado por el empresario Juan Imbelone quien se presentó ante el municipio carolino pidiendo la autorización correspondiente para levantar una confitería en dicho predio.

El terreno se encuentra sobre la margen este del arroyo Maldonado entre su desembocadura en el océano Atlántico y los dos puentes ondulantes que conectan a Punta del Este con La Barra.

El lugar fue identificado como el padrón 17.636 ubicado, según la resolución, a la altura del kilómetro 149 de la ruta Nº 10. En realidad, la resolución no toma en cuenta que esa porción de la ex ruta nacional Nº 10 hace años pasó a la órbita municipal. En la actualidad la referida arteria de tránsito se denomina “Eduardo Víctor Haedo” y en los hechos es la céntrica vía de tránsito del balneario de La Barra.
El padrón elegido para instalar la cafetería y demás servicios de tipo gastronómico se encuentra entre el edificio Delamar y la franja liberada al uso público. En ese lugar existe un enorme espacio que recibe a los visitantes que llegan al lugar para observar el arroyo Maldonado y todo su entorno, tanto natural como edilicio.

A juicio de los integrantes del colegiado carolino ese lugar no puede ser usado para ninguna otra actividad que la del paso de las personas, tanto para observar el lugar como para bajar al curso del arroyo Maldonado.

Nones

El predio en cuestión estuvo en litigio entre la firma desarrolladora del edificio Delamar y las autoridades departamentales. El edificio fue levantado al amparo de las políticas de excepción llevadas adelante por el gobierno del entonces intendente Enrique Antía. A partir de julio de 2005 con la asunción de Óscar de los Santos, la relación entre los propietarios del complejo y la administración no fue buena.

“El informe de la Oficina de Higiene Ambiental y Necrópolis el cual luce a foja 3 del presente, donde informan que con fecha 19 de setiembre de 2014, según Boleta de Notificación Nº 9042, se les informó a los gestionantes que no podían realizar actividad comercial en el lugar de referencia, que el espacio público queda librado al uso general y no particular y que la Consulta de Viabilidad Nº 14369 dio como resultado No viable”, expresa la resolución firmada el pasado 12 de noviembre por el alcalde Gregorio Quintana y el resto de los integrantes del municipio carolino con jurisdicción en La Barra.

Foto: delamar.com

Contenido publicitario