La Cámara Inmobiliaria Punta del Este-Maldonado (Cipem) emitió ayer un comunicado para negar un trascendido de prensa, según el cual, desde la Argentina se habían cancelado contratos y reservas de alquiler luego de que el gobierno de Mauricio Macri decretara un nuevo cepo cambiario para impedir la salida de divisas.
Este miércoles Javier Sena, titular de la Cipem, había dicho a Correo de Punta del Este que no tenía idea de quién había propagado la noticia, que estaba aún tratando de verificar, por cuanto estaba recibiendo numerosas llamadas de medios de prensa. Ayer, en tanto, la cámara culminó una ronda de consultas y libró un comunicado:
“Cipem consultó a sus asociados sobre los trascendidos de prensa realizados en un canal de televisión de la capital. Se publicó el día 29 de octubre de 2019 ‘Argentinos cancelan alquileres en Punta del Este tras cepo cambiario’. En canal 10 de Montevideo.
La Cámara Inmobiliaria Punta del Este-Maldonado informa a toda la población, que se realizó la consulta a los socios de la institución y se nos comunicó que no hay cancelaciones de alquileres por parte de los argentinos para la próxima temporada.
Frente a las últimas medidas del gobierno argentino realizadas esta semana, la Institución entiende que no afecta directamente a los alquileres de temporada.
Seguiremos trabajando con todos los actores vinculados al turismo que brindan servicios apostando a la fidelidad del destino Punta del este todo el año”, informó.

Vecina y peligrosa
La pasada temporada estival fue sumamente magra en resultados para Punta del Este y su zona de influencia. No había cepo cambiario pero sí hubo una gran devaluación del peso argentino a causa de una corrida cambiaria que culminó en el mes de agosto de 2018.
El peso argentino, que ya se había desvalorizado un 42% al término del gobierno de los Kirchner, se depreció un 23,66% en el transcurso de too el año pasado y el gobierno debió pedir el auxilio del Fondo Monetario Internacional en vistas de que no lograba ningún otro tipo de financiamiento. Como es de rigor, el FMI condicionó su préstamo a que el país corrigiera su altísimo nivel de inflación y gasto público, que son considerados esenciales para fundar las bases de una economía sana.
El 12 de agosto de 2019 se desencadenó una nueva corrida cambiaria y bursátil . Un día antes se habían realizado las elecciones “primarias -o internas- y el kirchnerismo había votado mucho mejor que Macri. Dada la propensión K al aumentar el gasto público y la posibilidad de que volviera a gobernar, el hecho generó pánico en el empresariado y la población informada en temas de Economía, que se lanzó precipitadamente a la comprar de la divisa estadounidense.
En pocas horas el dólar paso de $42 argentino a $66. El riesgo país duplicó su valor para alcanzar 1.700 puntos básicos. Al culminar las elecciones del domingo pasado, el equipo económico del gobierno decidió tomar el toro por las astas y decretar un nuevo tipo de cepo. Los argentinos no pueden comprar más de 200 dólares mensuales, aunque sí pueden usar tarjetas de crédito y débito si tienen dólares en el banco. El kirchnerista Alberto Fernández asumirá la presidencia el 10 de diciembre y hay una gran incertidumbre sobre lo que ocurrirá.
Ningún inmobiliario sabe nada de cancelaciones, pero se sabe que actualmente el argentino alquila “sobre la fecha” en la que va a tomar sus vacaciones.

 

Infobae dio cuenta de “atajos legales” para hacerse dólares en la vecina orilla

“¿Hay chances atajos para evitar controles sin infringir la ley? Sí. No muchos, algo sofisticados y un poco más caros, pero hay”. Así lo afirmó ayer el portal de noticias Infobae. “Una es bitcoin, la criptomoneda estrella, y las otras tres son financieras. Para acceder a estas últimas hay que tener una cuenta comitente en el banco –se abre online y se maneja por el homebanking– o en una casa de bolsa (ALyC). También está el “dólar libre”, pero es una opción no legal, fuera del sistema. En general se utiliza para la operación el AY24D, que es el bono de mayor volumen. Ese dinero está disponible de forma inmediata y como no hay restricciones se puede transferir a la cuenta bancaria y extraerlo”, enseñó.

La nota, de escasa utilidad para el lector uruguayo pero muy valiosa para el potencial turista de la zona, describe otras varias operaciones legales con las que es posible adquirir la divisa norteamericana. Aparentemente, algunas de estas herramientas están siendo muy usadas en estos días para sacar dinero del país vecino.