El homicidio de Edwar Vaz Fascioli, ocurrido en la noche del pasado 9 de julio parece salirse de su cauce natural, limitado a la búsqueda de sus dos asesinos, y derivar ahora en otro tipo de figuras delictivas como el lavado de activos. La fiscal Andrea Naupp, volvió a interrogar el pasado viernes a los testigos e indagados. Y pidió al juez Diego González Camejo una nueva orden de allanamiento para la finca “Gypsy Queen”, que se realizó el viernes cuando Policía Científica ingresó a la vivienda y procedió a incautar documentación y revisar si existían más armas.
Solo fue hallada la pistola Glock 9 milímetros propiedad de la pareja de “Lulú” (ex esposa de Vaz), que cuenta con la documentación correspondiente. También se hizo el operativo para ver cómo funciona el sistema de cámaras y qué tipo de imágenes están archivadas. El primer allanamiento fue practicado en la mañana del sábado 14 de julio. En esa ocasión, fue detenida “Lulú”.
La encausada y ex pareja de la víctima se ven complicadas a la hora de explicar cómo financiaban su lujoso estilo de vida, que no se limitaba a pasear en varios vehículos o dar las extravagantes fiestas a sus amigos. El relato apunta al origen del dinero para que “Lulú” y su amiga “L” pudieran comprar el predio que luego dio paso a la construcción de la mansión “Gypsy Queen”. Un exfuncionario muy cercano al entonces presidente Carlos Saúl Menem puso el efectivo para ambas cosas. Esto se remonta a comienzos de la década pasada, cuando la amiga de “Lulú” conoció al ex jerarca. Ambos comenzaron una relación que continuó con el correr de los años. Otro funcionario menemista, procesado por corrupción en el organismo que presidía, era muy cercano a la pareja. Su campo, de 600 cuadras de extensión en la Ruta 12, fue escenario de recordadas fiestas, en la que las dos mujeres se presentaban como las dueñas de casa.
La actividad social de entonces fue notoria también en el casino del Conrad y en restaurantes de moda de la costa del departamento. Empero, la relación se rompió y las dos mujeres continuaron adelante con su actividad de prostitutas, como lo dijo a un periodista de este medio la propia “Lulú”. Y también con la organización de fiestas swinger.

Accidente
La hija de Vaz, una joven de 20 años, se encuentra internada como consecuencia de las graves heridas sufridas en un accidente de tránsito. La muchacha conducía el pasado 25 de junio un automóvil que a toda velocidad impactó contra un camión estacionado en la vía pública. Sufrió graves heridas que motivaron su internación en un centro asistencial de San Carlos.
En la noche del jueves tres jóvenes, dos hombres y una mujer, se presentaron en el nosocomio. Los tres la retiraron en una silla de ruedas y la subieron al automóvil. Las autoridades denunciaron el hecho y motivaron una rápida respuesta policial. Efectivos armados a guerra detuvieron al auto en la ruta Interbalnearia, cerca de la ciudad de Pan de Azúcar. Una vez aclarado el tema, los jóvenes recuperaron la libertad.

Contenido publicitario