Nuevo decreto de estímulo a la actividad de la construcción fija nuevos plazos para que inversores lleven adelante sus iniciativas

Es el segundo decreto que se relaciona con la industria de la construcción que el gobierno nacional aprueba en pocos días

El presidente Luis Lacalle Pou dictó un nuevo decreto de estímulo a la actividad de la construcción denominada como de “gran dimensión económica” y que fija nuevos plazos para que los inversores lleven adelante sus iniciativas.
Es el segundo decreto que se relaciona con la industria de la construcción que el gobierno aprueba en pocos días.
El presidente de la República Luis Lacalle Pou dictó el pasado martes 17 de mayo el correspondiente decreto actuando con los ministros de Economía Azucena Arbeleche de Relaciones Exteriores Francisco Bustillo, de Transporte y Obras Públicas José Luis Falero, de Industria, Energía y Minería Omar Paganini, de Trabajo y Seguridad Social Pablo Mieres, de Ganadería, Agricultura y Pesca Fernando Mattos, de Turismo Tabaré Viviera y de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Irene Moreira.
El nuevo decreto toma como referente al dispuesto el pasado 29 de abril de 2020 el cual estableció un nuevo régimen de promoción de inversiones en el ámbito de la industria de la construcción para los proyectos denominados como “de gran dimensión económica”.

Proyectos
El nuevo decreto reconoce que el gobierno recibió distintos planteos de parte del sector de la construcción sobre la necesidad de ampliar el plazo para la presentación de los proyectos de inversión. También desde la actividad se planteó la necesidad de establecer un `plazo máximo para ejecutar las inversiones.
El nuevo decreto estableció, en su artículo 3º: “Inversiones comprendidas. Quedan comprendidas en la presente declaratoria las inversiones ejecutadas:
A) hasta el período de sesenta meses, contados a partir de la fecha en la que el gobierno departamental correspondiente otorgue el permiso de construcción para los proyectos. B) hasta el periodo de cuarenta y ocho meses, contados a partir de la entrada en vigencia del presente decreto para los proyectos comprendidos en el mismo decreto. Será condición necesaria en todos los casos que los proyectos hayan sido presentados con anterioridad al 1º de enero de 2024 y el período de inversiones ejecutadas no se extienda más allá del 30 de setiembre de 2026”.

Órbita municipal. Por otra parte, se espera para los próximos días que la Intendencia de Maldonado también remita para su aprobación una propuesta de estímulo a la construcción similar a la aprobada en el año 2016. El proyecto en cuestión exime el pago de tasas, elimina el retorno por mayor valor y deja el pago de la contribución inmobiliaria recién a partir de la primera venta de cada unidad de los edificios que se construyan al amparo de la citada medida.