Nuevo directorio de Ancap asumió con la premisa de “garantizar el manejo profesional de los recursos públicos”

El nuevo directorio de Ancap, encabezado por Alejandro Stipanicic, fijó cuatro prioridades estratégicas para su gestión: reconfiguración industrial en el ente y en la gestión de las sociedades del Grupo Ancap, motivación a los funcionarios y restablecimiento de la autoridad, mejora de la gestión y evaluaciones. Destacó las modificaciones al mercado de combustibles de la ley de urgente consideración que regirá desde 2021. Integrado por su presidente, Alejandro Stipanicic; el vicepresidente, Diego Durand, y los directores Richard Charamelo, Enrique Pées Boz y Walter Sosa, el nuevo directorio de Ancap fue presentado este lunes 20 en las dependencias del organismo, en Montevideo.
El ministro de Industria, Energía y Minería, Omar Paganini, aseguró que el acceso a la energía a costos razonables para la población y la producción son una meta de Gobierno, en un mundo con avances tecnológicos acelerados y en un rubro que inició el proceso de descarbonización de la economía global (como se denomina a la reducción de emisiones de carbono hacia la atmósfera).
Por otra parte, Paganini indicó que la reciente ley de urgente consideración estableció reglas nuevas que impulsarán la competitividad, controles y mejoras en los costos de la energía, con garantía de más competencias y cambio de gobernanza en el grupo de empresas de Ancap.

“Exceso”
El presidente de la empresa, Alejandro Stipanicic, estableció que el patrimonio actual es prácticamente el mismo que hace 20 años, con un punto de inflexión muy importante en 2015, año de la capitalización del Estado y reestructuración de su deuda. Los resultados de los últimos años son positivos, dijo, pero acotó que todavía no llegan a ser como los de 2000 y 2001, los mejores años.
Stipanicic explicó que los ingresos están fijados, hasta el momento, por el Poder Ejecutivo y que, en ese marco, en los últimos siete años la población contribuyó “en exceso”, en comparación con los precios de paridad de importación elaborados por la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua (Ursea). Había caja favorable, dijo, pero con endeudamiento alto y con patrimonio igual que hace 20 años. Este escenario cambiará a partir de 2021, afirmó.
Por otra parte, solo el 20% de los funcionarios entiende que la empresa los valora, según una encuesta de satisfacción laboral. No obstante, remarcó Stipanicic, dos terceras partes de la plantilla se siente comprometida y dispuesta a enfrentar desafíos.
Entre los temas para resolver con urgencia, el presidente de Ancap mencionó la producción rentable y sostenible de pórtland y una producción de los biocombustibles de Alcoholes del Uruguay (ALUR) que consideró eficiente y compatible con las necesidades del país y del ambiente.
Agregó que el cambio de paradigma generado con la nueva regulación de la ley de urgente consideración es fundamental, porque Ancap deberá fijar sus ingresos a partir del precio fijado por el Poder Ejecutivo a través de la Unidad Reguladora de Servicios de Energía y Agua, y deberá buscar rentabilidad con ese precio.
En gestión se trabajará en los procesos de decisión, en los sistemas de información y creación de conocimiento y en los resultados. Anunció que el nuevo directorio creó cinco comités que trabajarán los temas de gestión de riesgo, acoso laboral, ética y las observaciones externas de otros organismos.

Fuente: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario