Un anciano de nacionalidad argentina que acostumbraba veranear en La Barra desde hace casi 40 años, falleció ayer ahogado en el arroyo Maldonado como consecuencia de un problema cardíaco. El hecho ocurrió en un área que no cuenta con servicio de guardavidas. El hombre venía cada verano a la zona desde 1974 y tenía la costumbre de nadar todos los días, contaron sus familiares.
Como sufría del mal de Parkinson se metía al agua con chaleco salvavidas. Lo hallaron flotando ya sin vida.
Los guardavidas fueron corriendo desde un puesto cercano e intentaron reanimarlo, pero no lo lograron. El parte médico consignó que tuvo un problema en la aorta. Fue identificado como Javier Sotero Sánchez Gómez, de 84 años de edad.