Madrid, España, 17 de marzo del 2020 – A medida que evoluciona la situación del COVID-19, la Organización Mundial del Turismo (OMT) observa que en distintos lugares del mundo se han introducido –y se seguirán introduciendo– restricciones totales o parciales a los viajes. Estas decisiones se adoptan con la salud pública como preocupación primordial.
Esta pandemia afecta a todos los niveles de la sociedad y en estos momentos estamos junto a los afectados. La repercusión de la pandemia en unas economías que ya están ralentizándose ha hecho que el turismo sea especialmente vulnerable, convirtiéndose en el sector más golpeado hasta la fecha. Además, el 80 % del sector está integrado por pequeñas y medianas empresas, lo que significa que hoy son millones las personas cuyos medios de vida están en situación vulnerable.
Las personas lo primero
Las personas y su bienestar deben ser lo primero. La OMT continúa colaborando estrechamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) para impulsar una respuesta colaborativa al COVID-19. Después de una reunión de alto nivel en la sede de la OMS en Ginebra (10 de marzo), subrayamos juntos la importancia de la cooperación internacional y de un liderazgo fuerte en estos tiempos difíciles.

Zurab Pololikashvili
Secretario General de la Organización Mundial Del Turismo