“Operación Higuera”: una boca tapiada y dos hombres condenados

Los dos detenidos tenían antecedentes penales y ahora deberán estar cerca de tres años en prisión

Una investigación en torno a la existencia de una boca de venta de drogas llevada a cabo por la Brigada Departamental Antidroga en coordinación con la Fiscalía Letrada de Maldonado 4º Turno, dio como resultado la condena de Carlos Darío Cabral Olivera, de 27 años y de Christian Adrián Navarrete Silveiro, de 25 años, como autores penalmente responsables de un delito de negociación de sustancias estupefacientes a la pena de dos años y seis meses de penitenciaria y dos años y diez meses de penitenciaria respectivamente, con descuento de la detención sufrida.
La boca en cuestión estaba ubicada en las calles José Leguizamón y Miguel Martínez, jurisdicción de seccional sexta, donde el pasado 21 de junio se llevó a cabo un allanamiento que resultó en la detención de estos dos individuos (quienes ya tenían antecedentes) y la incautación de dos balanzas de precisión, un morral negro, 3,95 gramos de cogollo de marihuana, $ 1350 pesos uruguayos y 4 celulares.
Además de estas condenas, la justicia también coordinó con la Agencia Nacional de Vivienda y con la intendencia para que la vivienda fuera tapiada.

Robo en Simón del Pino
Por otra parte, L.I.B.P. de 20 años fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de Hurto especialmente agravado, a sufrir la pena de veinticuatro meses de prisión, con descuento de la preventiva sufrida. La pena será sustituida por el régimen de libertad a prueba por igual plazo.
El 22 de junio en horas de la tarde la policía fue alertada sobre un hurto en una institución pública, ubicada en calle Simón del Pino, jurisdicción de Seccional 6ta, de donde se habían robado dos garrafas y varios comestibles. Efectivos policiales llegaron al lugar y se hicieron con la descripción del probable ladrón a quien vieron poco después. El hombre también vio a los policías e intentó descartarse de algo en un contenedor, pero ya era demasiado tarde. Fue detenido y dentro del contenedor los policías hallaron una garrafa de 13 Kg envuelta en una frazada y una mochila con varios comestibles.