El pasado 17 de agosto, efectivos policiales recorrían la calle Paysandú, cuando observaron a dos hombres que conducían una moto en actitud sospechosa rumbo a la calle Aiguá. Al percatarse de la presencia policial, el acompañante se descartó de un tarro blanco que tiró hacia la vereda, por lo que comenzó una persecución.
Tras interceptarlos y detenerlos, la Policía logró identificarlos como G.C.D.S. de 19 años y M.T.T. de 17. Además, se les incautó dos celulares y sustancia blanca que, sometida a prueba de campo, resultó ser clorhidrato de cocaína.
De acuerdo a datos aportados a UNICOM por la Jefatura de Maldonado, los implicados abastecían una boca de venta de drogas en la zona y, mediante investigación, se logró vincular al mayor de edad que estaba implicado en un homicidio que se produjo en el interior de una boca de venta.
Tras los hechos, la Brigada Departamental Antidrogas, en conjunto con el departamento de Homicidios y Fiscalía, realizó dos allanamientos: uno el pasado 1º de setiembre en la calle Francisco Moreno y Caracara donde se incautó 30.200 pesos, un rifle de aire comprimido imitación fusil CM16, dos celulares, un vehículo y se detuvo a un hombre poseedor de antecedentes penales.
En el otro se incautaron dos balanzas de precisión y dos celulares. En el lugar se detuvo a dos personas vinculadas a la venta de estupefacientes.

Las condenas
Culminada la instancia judicial se dispuso para el hombre de iniciales G.C.D.S. la imputación como autor penalmente responsable de un delito de negociación de estupefacientes a la pena de dos años y seis meses de penitenciaría efectiva, y para el adolescente de iniciales M.T.T se dispuso la imputación como autor penalmente responsable de un delito de asistencia a los agentes en actividad delictiva, disponiéndose una medida socioeducativa de diez meses de privación de libertad en dependencias del INISA.
Para el hombre de iniciales C.N.V.H., poseedor de varios antecedentes penales, se dispuso la condena como autor penalmente responsable de un delito de homicidio, un delito de riña y un delito de negociación de sustancias estupefacientes todos en reiteración real entre si, a la pena de cinco años y dos meses de penitenciaría. Para D.P.P. se dispuso la condena como autor penalmente responsable de un delito de negociación de estupefacientes a la pena de dos años y ocho meses de prisión efectiva. Para M.N.S. su condena como autor penalmente responsable de un delito de asistencia a los agentes de la actividad ilícita a la pena de 12 meses de prisión a cumplirse de forma mixta, con cuatro meses de prisión efectiva y ocho bajo el régimen de libertad a prueba. Finalmente, se dispuso la condena para I.C.R como autor penalmente responsable de un delito continuado de asistencia a los agentes de la actividad Ilícita a la pena de 13 meses de prisión efectiva.

Fuente: Jefatura de Policía de Maldonado.

Contenido publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre