Considerando que “la diseminación de noticias falsas a través de Internet es uno de los fenómenos característicos” de estos tiempos gracias a la profusión de usuarios de las redes sociales y que “su impacto afecta el derecho de los ciudadanos de acceder a información veraz y repercute también en la calidad democrática del país, en el entendido de que una ciudadanía bien informada puede tomar mejores decisiones” , la Organización de la Prensa del Interior (OPI) se ha sumado a la alianza de medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil y de la Academia, para combatir el daño que genera la desinformación a través del tráfico de rumores y mentiras durante la campaña electoral para las presidenciales 2019.
La coalición está integrada por La Diaria, Búsqueda, el equipo del programa radial En Perspectiva, la organizaciones UYCheck, Cainfo, Data y las universidades pública y privadas. En una primera instancia, OPI actuará junto a colegas de radios, televisión y agencias de noticias, como aliado encargado de la difusión de los chequeos de información falsa que se realizarán a través de VerificadoUY.

En una segunda etapa, el equipo de este sitio se trasladará al interior del país para concretar talleres de capacitación para periodistas.

Multidisciplinario

OPI estableció que los medios asociados a la hora de dar a conocer el material de verificación, deberán respetar el contenido, el crédito del autor de la nota y el logo de VerificadoUY como forma de darle sustento al acuerdo. Si existen problemas de espacio y es necesario acortar el titular o el cuerpo de la nota, siempre habrá un integrante del equipo de Verificadouy para subsanar ese inconveniente. 
El material chequeado se colgará en la página web de OPI y a su vez se enviará a cada medio, quedando en potestad de éste si lo publica o no. 
Con un equipo multidisciplinario, conformado por distintos profesionales del periodismo local e internacional, ciencias sociales, realizadores audiovisuales, gestores culturales y la Academia, VerificadoUY trabaja desde una redacción creada y capacitada exprofeso para realizar el rastreo de la desinformación, a partir del permanente chequeo de rumores en redes sociales y desde el análisis del discurso político. El equipo genera contenido a nivel de texto y de video.

Las producciones serán difundidas por la red de medios aliados para conseguir viralizar los chequeos con la mayor inmediatez posible. Los medios adquieren en este punto un rol crucial para alcanzar el mayor volumen de audiencia. Todos contra la desinformación. Cuanto más se comunique, menor es el impacto negativo de la desinformación.

Contenido publicitario