Con la presencia de autoridades nacionales y departamentales, este jueves se llevará a cabo una muestra y degustación de productos que integrará lo mejor del campo, los vinos y los aceites producidos en el departamento de Maldonado. La presentación de este proyecto tendrá lugar a la hora 18 del jueves 9 de agosto en el Centro de Convenciones.
Se trata de “Los Caminos de la Vid y los Olivos” que permiten descubrir varias alternativas en materia de turismo y gastronomía. Se trata de una combinación de paisajes y elementos que conforman la carta de los mejores restaurantes de Punta del Este, y que además, brinda la posibilidad de “visitar las diferentes bodegas y almazaras para sentir la magia del terroir de Maldonado de la mano de los exquisitos vinos y aceites”.
En los últimos años, el departamento ha desarrollado la producción de aceites de oliva y de vinos y se ha posicionado como una región olivícola y vitivinícola por excelencia del Uruguay. Ahora esos emprendimientos productivos se suman a la oferta turística mediante la visita a sus almazaras (lugar en el que se procesan las aceitunas) y bodegas.
El departamento ya cuenta con varias marcas de aceite de oliva extra virgen que tienen origen local y cumplen con los cánones de calidad exigidos. Por ejemplo: Colinas de Garzón, Finca Babieca Lote 8, La Repisada, O’33 José Ignacio, Olivasana, Chacra, La Anyta, La Lejanía, y El Sabiá. Los aceites producidos por Agroland S.A, O`33 José Ignacio, Lote 8 han sido premiados en concursos nacionales e internacionales, además de obtener otras distinciones.

Región fomentada
De la misma manera, en lo que refiere a los vinos, se destaca el desarrollo exponencial de la vitivinicultura en el departamento. Entre los años 2000 y 2005 se realizó un convenio con INAVI y se declaró de Interés Departamental el fomento y desarrollo de una región vitivinícola.
Según estudios realizados, algunas áreas de Maldonado integran una zona privilegiada en la que las variedades de uvas para vinos secos pueden obtener su mayor desarrollo.
Además del clima, las características del suelo, la geología y el paisaje también determinan la aptitud vitícola de un territorio. Las laderas, la proximidad de masas importantes de agua y la influencia marítima favorecen la calidad de la fruta y de sus productos derivados.
El clima templado, las bajas temperaturas nocturnas, las brisas oceánicas y el suelo franco arenoso con pendientes pronunciadas que permiten drenar el agua de lluvia son características propias de esta región que se traducen en vinos elegantes con perfecto balance entre el alcohol, la acidez y la fruta.
En el caso de Garzón o las Sierras de los Caracoles, la geología está compuesta por rocas ígneas meteorizadas y granitos alterados que aportan al terroir de la región de Maldonado. En la zona se destacan las cepas Tannat y Viognier, pero también se identifican Marsellan, Cabernet Franc, Cabernet Sauvignon, Merlot, Pinot Noire, Syrah y Carmenere.
Entre las bodegas más destacadas de la zona están Altos de la Ballena, Finca José Ignacio, Bodega Garzón, Sierra Oriental, Cava de la Ánimas, Viña Edén Sacromonte, Aguaverde, Wine Lodge, Bodega Cerro del Toro, Viñedos, Bodega Bouza y Familia Deicas.

Contenido publicitario