El exintendente de Maldonado Óscar de las Santos estuvo a media tarde  prestando declaración por unadenuncia penal contra su gestión que hace dos años le radicó el actual gobierno del Partido Nacional. Al exjerarca, se le acusó que “Abuso de funciones” por asuntos relativos al funcionamiento de la Asociación Civil Pro Centro, la sociedad civil sin fines de lucro que se encargaba de cuidar la estética del centro de la ciudad y la peatonal Sarandí.
Al sumir su gobierno a mediados de 2015, el intendente Enrique Antía contrató a una comsultora, la Phoenix. para someter a escrutinio todos los actos administrativos del gobierno de De los Santos. AL cabo de casi un año, el 17 de mayo de 2016, Antía dio una conferencia de prensa para avisar que iba a realizar varias investigaciones administrativas y tres o cuatro denuncias penales. Los abogados las presentaron en el juzgado de Crimen Organizado, que las envió a una sede de Maldonado.
Una de ellas refería al trato de la IDM con Procentro, por el que, según Antía, se habían constatado “ilegalidades manifiestas”. Por ejemplo, que hubo 15 personas contratadas por medio de esa organización a pesar de que “el presidente de esa organización oficiaba también de edil”.

Marco legal
Según la denuncia, durante el mandato de De los Santos, la IDM colaboró con Procentro para un proyecto de gestión turística, histórica y cultural del Paseo San Fernando. Según la denuncia, las colaboraciones no eran tales ya que “bajo esa fachada” se contrataba personal sin control, concurso o mecanismo transparente.
Así es que la IDM pagaba una mensualidad a una decena de funcionarios de Procentro y este dinero era extraídos del rubro “Colaboración” y no del de “Salarios”.
La auditora Phoenix señaló que se constataron “contrataciones fuera del marco legal, inexistencia de controles financieros, utilización de fondos públicos para conceptos que no corresponden”.
También destacó “la falta de información confiable sobre la aplicación de fondos, los incumplimientos en la normativa quitándole transparencia a la operativa, irregularidades y falta de criterios uniformes en la ejecución de los procesos administrativos” que “impactan directamente en pérdida de imagen, confianza y reputación de la IDM”. Por eso Antía denunció a De los Santos por abuso de funciones y debió ir a declarar.

Contenido publicitario