De-los-Santos

En un reportaje que concedió en la mañana a un programa matutino de la radio El Espectador en el que dialogó sobre el cierre del Cambio Nelson, el diputado Óscar de los Santos dijo que estaba vinculado a la familia de los Sanabria, pero aclaró que no hizo negocios con ellos. Por lo demás, afirmó que desconocía qué tipo de actividades ilegales realizaban a través de su casa cambiaria.

“No quiero negar la relación (con Francisco Sanabria), lo que no tuve fue negocios”, dijo el exintendente de Maldonado. Por lo demás, aclaró que “No era lo mismo Sanabria padre que el hijo”.

Wilson Sanabria “era un hombre muy inteligente y con mucha ascendencia. Todo el mundo veía que le había ido bien en la vida, nadie sabía por qué”, dijo De los Santos. “Era un hombre con mucho vínculo, pensábamos que eso y su capacidad de incidencia hacía que fuera un hombre de negocios. Lo que no sabía era que tomara dinero de interés”, agregó.

“La discusión que está para confirmar, en el proceso judicial que está en marcha, es si aparte era un instrumento de lavado de dinero. Son elementos que aún no se han confirmado”, sostuvo. Respecto a la presidente del Frente Amplio en Maldonado, Susana Hernández, quien admitió que depositó dinero de sus clientes “en garantía” en la casa de cambios, de los Santos dijo que “como varias personas más” lo que hacía era dejar “en custodia su dinero”. “Había mucha gente que dejaba dinero. Hay hasta ‘cuidacoches’, hay gente que llegó a juntar dos mil dólares y los dejaba para ver cómo tironeaba el invierno”, añadió.

Fisuras

De los Santos estimó, por otra parte, que ahora falta comprobar si tal como hay quienes sospechan en Cambio Nelson se lavara dinero. “Hay aspectos que aún el sistema financiero formal no resuelve. Hay resquicios y fisuras en el sistema legal que permite, si se confirma, saber que hay otras formas de lavar dinero. Uruguay tiene que seguir avanzando en esa materia”, señaló.

El senador del Partido Colorado, José Amorín Batlle, había dicho hace unos días en el mismo programa que “el planeta entero sabía que la gente hacia depósitos ahí, hasta la presidenta del Frente Amplio lo hacía”.

De los Santos dijo todo lo contrario. “Francamente yo no sabía. Es muy fácil decir que todo el planeta lo sabía (…) Soy el único ‘vegerto’ que no lo sabía, él sí porque lo declaró. La pregunta es si hizo algo”.

En cuanto a su relación con Sanabria y una foto que trascendió tras el cierre del Cambio, De los Santos dijo que la imagen fue tomada “en un almuerzo en el que el presidente (José) Mujica, en el restaurante Boca Chica, con una gran cobertura de medios, hizo una reunión tratando de consolidar a Punta del Este como un destino de inversión”.

“En las tres o cuatro reuniones que tuve con él (Wilson S.), discutimos temas en profundidad. Aprendí mucho con él, es un tipo que tenía una visión de estadista, al margen de su actitud delictiva si se confirma o no”, declaró.

Por otra parte, negó que Sanabria le haya hecho algún pedido durante su período como intendente.

Consejo de ancianos

De los Santos también fue consultado por la marcha de la administración de Enrique Antía, de quien dijo que está terminando las obras que se dejaron empezadas. “No se sabe hacia dónde va. El dibujo del departamento para estos cinco años, yo aún no lo logro captar”, señaló.

En relación a los futuros candidatos presidenciales dijo que “Daniel (Martínez) es el que despega hoy”, porque “todas las encuestas así lo dicen” y explicó que desearía que no se candidatearan Danilo Astori o José Mujica. Dijo que en antiguas comunidades existía el consejo de ancianos, que era una referencia, pero quienes tomaban las decisiones eran esencialmente los jóvenes, que tenían fuerza y capacidad.

“Me siento orgulloso de tenerlos (a Mujica y Astori). Los mando al consejo de ancianos porque quisiera que fueran otros los candidatos. No digo lo del consejo de ancianos en términos despectivos, porque para mí son un capital y patrimonio que tiene la izquierda”, concluyó.

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

  1. Lamentablemente las personas son codiciosas por naturaleza. En este caso, no tuvo la dignidad de hacer el bien. Optó por el mal, lo más fácil y no midió las consecuencias

Comments are closed.