Formalizar la situación laboral de 180 funcionarios especializados en servicios de agua y saneamiento en Maldonado, garantizar obras y cumplir con el plebiscito aprobado por la ciudadanía en 2004 son los tres motivos que fundamentan la propuesta de ley que el Poder Ejecutivo remitió al Parlamento para disolver la Unidad de Gestión Desconcentrada. Ocurre que el 28 de febrero de 2019 concluye la gestión de Aguas de la Costa y OSE deberá ocuparse de la gestión del servicio en todo el departamento, dijo el presidente de OSE, Milton Machado.
El jerarca agregó que la iniciativa también pretende cumplir el mandato popular que estableció que el Estado estuviera al frente de la gestión del agua y el saneamiento de todo el país. La gestión pública de los servicios de agua fue aprobada por el 64 % de los ciudadanos en 2004. Recordó que en 2005 se creó por ley esta unidad de gestión, dentro de la estructura funcional de OSE, pero bajo régimen de gestión privada, para continuar con la operativa con Aguas de la Costa, el servicio en ese departamento.
La creación de esta unidad fue conveniente para proseguir con los servicios a la población local, aunque presentó problemas, como la superposición de recursos humanos, materiales e infraestructura, así como diferencias salariales, relató el jerarca.
“Actualmente, tenemos distintos regímenes laborales y este proyecto intenta homogeneizar la situación de todos los funcionarios, que vuelvan todos a OSE, y aprovechar los recursos del departamento para obras”, dijo.

Inversiones
Machado dijo por otra parte, que el ente estatal trabaja con políticas de subsidios cruzados, con los cuales financia obras en lugares deficitarios del país. El hecho de devolver Maldonado a la órbita estatal permitirá definir nuevas inversiones, priorizando a la población más vulnerable del país, añadió.
Básicamente, “planteamos que Maldonado funcione como el resto del país, donde el agua y el saneamiento son gestionados por OSE”, precisó Machado. A los usuarios no les afectará el cambio propuesto, porque los servicios van a seguir siendo los mismos, sintetizó.
El jerarca detalló que, desde 2005 a la fecha, OSE invirtió en Maldonado 90 millones de dólares en el sistema de tratamiento y disposición final de efluentes Maldonado-Punta del Este, 40 millones de dólares en el sistema integral de saneamiento del asentamiento La Capuera, 14 millones de dólares en una nueva batería de filtros, sistema de distribución de energía, adecuación de los depósitos de Sierra Ballena-Usina de Laguna del Sauce, dos millones de dólares en la sustitución de tuberías de agua potable de la zona oeste (balnearios) y un millón de dólares en la construcción de un tanque de contacto de carbón activado para la Usina de Laguna del Sauce.

Contenido publicitario