piscinauragua (Copiar)

 

Un vehículo con capacidad para cargar 20 mil litros abastecía de agua potable a sanatorios y hospitales en la tarde de ayer con motivo del imprevisto corte del servicio que se produjo en la noche del domingo, hacia la hora 21. Por otra parte, la UGD contrató camiones que estaban repartiendo agua en diferentes barrios de las localidades afectadas. Por ejemplo, en Cerro Pelado, Maldonado Nuevo, en el Liceo Álvaro Figueredo de Pan de Azúcar, en la Plaza 19 de abril de San Carlos y en la Plaza San Fernando de Maldonado. Otra unidad repartió agua en la zona de Pueblo Obrero de Piriápolis. A primera hora de la tarde de ayer, la UGD aclaró que la “salida de agua turbia” se debía a que los caños y tanques estaban totalmente vacíos. Asimismo, recordó que el proceso de normalizar el servicio debe hacerse siempre de forma lenta, de manera que restablecerlo completamente iba a llevar toda la jornada.

En un comunicado lanzado a primera hora de la mañana de la víspera, el ente avisó que el corte se produjo “como consecuencia de un problema técnico en la Usina de Laguna del Sauce”. Debido “a la alta demanda de consumo producida el fin de semana”, algunas zonas del departamento de Maldonado estaban “sin agua, con baja presión o con fenómenos asociados de turbiedad”. “Los lugares afectados son algunas zonas elevadas de las ciudades de San Carlos y Maldonado, así como los balnearios comprendidos entre Piriápolis y Solís”, agregó.

A racionar

Así las cosas, personal de OSE trabajó ayer en distintos puntos practicando purgas en las tuberías para permitir que el agua fluyera sin problemas. Las casas sufrieron lo peor del corte; los vecinos residentes en edificios pudieron sortear el problema gracias a los tanques existentes en las respectivas azoteas. La capital fernandina fue la que llevó la peor parte, aunque en el centro de la ciudad el servicio se restableció rápidamente.

“El agua está en perfecto estado pero pedimos a la población que racione el consumo de la misma para permitir que la cañería trabaje de forma normal. Acá no hay problemas de toxinas. Es un tema de filtros tapados”, explicaron desde OSE. De todos modos, en algunos barrios el agua era de color marrón.

El directorio de la Unidad de Gestión Desconcentrada de OSE Maldonado anunció que dispondría la instrucción de una investigación administrativa para deslindar las responsabilidades del caso. “Hubo un error humano porque está todo digitalizado. Basta ver el programa informático que monitorea la marcha de la planta de Laguna del Sauce. Se vio perfectamente que estábamos con problemas en varios lugares. Los mismos no fueron avisados en tiempo y forma al  gerente de la planta. Cuando fue notificado, el problema era irreversible”; indicó Miguel Ángel Corbo, director de la UGD Maldonado en representación del gobierno departamental.

“Para empezar vamos a solicitar una investigación administrativa. Es lo primero. Después los responsables tendrán que hacerse cargo de este tema. Esto no puede ocurrir, que una empresa como OSE tenga gente negligente que no avise lo que tiene que avisar. Están para eso. El factor humano falló”, expresó.

Pérdida

Los funcionarios que estaban de guardia desde el viernes 25 en la planta de potabilización no atendieron las alarmas disparadas por el sistema de control. Dada la circunstancia, cuatro tanques de 48 millones de litros de agua -hay tres en el lomo de Punta Ballena y uno en la propia planta- se vaciaron entre el viernes y el sábado pasado.

La planta eleva unos 80 millones de litros de agua potable por día por lo que los tanques tienen la capacidad para abastecer al menos dos días a todo el sistema.

“Nos enteramos en la tarde del domingo de que los tanques de la sierra de la Ballena estaban sin agua”, explicó Miguel Ángel Corbo.

El director sostuvo que el problema comenzó a gestarse el pasado viernes cuando los ocho filtros de carbono de antracita y arena fueron tapados por el carbón activado que tiene la toma de agua de la planta, es decir que sufrieron el proceso conocido como de “colmatación”. “Esto nos obligó a hacer una limpieza que insumió entre cuatro a seis horas. De a poco se fue solucionando de a uno. Al mismo tiempo se fue bombeando con muy poco caudal hacia los tanques de la sierra de la Ballena”, agregó.

“Lavamos los filtros de a uno. Sacamos los tiempos que se estaban empleando lo que nos hizo sacar la conclusión de que deberíamos contar con el apoyo de Montevideo y a las empresas locales de transporte de agua potable”, añadió.

“Uno de los camiones fue ubicado en el barrio Cerro Pelado, otro para la rambla de Piriapolis. Otro fue estacionado en el barrio Maldonado Nuevo de la capital departamental. Otro fue enviado a Pan de Azúcar. Tenemos otro camión de veinte mil litros de retén para atender algún problema en los centros asistenciales”, agregó Corbo.

Un informe enviado al Directorio de OSE el pasado 15 de diciembre ya advertía del problema existente en los filtros de la usina de Laguna del Sauce. En caso de que el corte se extienda hasta hoy, a través del teléfono 091/270 689 se podrá consultar sobre el servicio de camiones cisterna.

Contenido publicitario