carcel

 

Una mujer fue acusada de lesiones personales y tentativa de rapiña. Se trata de E.Y.T.T., de 21 años de edad, quien fue enviada a prisión “imputada de la presunta comisión de un delito de lesiones personales en concurrencia fuera de la reiteración con un delito de rapiña especialmente agravada en grado de tentativa”.

La denuncia había sido radicada en horas de la madrugada del miércoles, en la subcomisaría de Cerro Pelado, por un señor de 80 años de edad que presentaba evidentes lesiones físicas y sangrado. Por ello fue necesario llamar a una unidad de emergencia médica móvil que se presentó en la dependencia policial y luego trasladó al octogenario a un centro de asistencia.

La investigación fue llevada a cabo por efectivos de Área de investigaciones del Distrito II. El anciano manifestó que momentos antes se encontraba durmiendo en su domicilio y se despertó cuando tocaron a la puerta. Cuando abrió se encontró a una delicada señorita que, sin mediar palabra, comenzó a pegarle como quien sacude una alfombra. A su lado había un individuo con un arma blanca, por si acaso.

La Policía salió en busca de la pareja y logró ubicar a la mujer, que esta vez caminaba junto a otro individuo que fue liberado.

Una vez en la dependencia policial, la imputada fue indagada y manifestando que ingresó al domicilio para efectuar un hurto, pero en ese mismo momento se presentó un sujeto con el rostro cubierto que agredió al anciano. Su relato fue poco convincente porque el magistrado de turno decidió su prisión preventiva. A la tarde siguiente la Policía detuvo al requerido en barrio Cerro Pelado, después de una breve persecución.

Contenido publicitario