Enojado porque no le permitían ver a su hija, un hombre que se hallaba en estado de ebriedad le prendió fuego a su propia casa, ubicada en el Pueblito Obrero de Piriápolis, según informó FM Gente. Todo ocurrió en la tarde del pasado sábado en la esquina de la Avenida Artigas y la calle Maciel sin que hubiera que lamentar víctimas.

Los bomberos actuaron rápidamente y pudieron impedir que el fuego se propagara a las viviendas linderas. Allí encontraron al individuo de 36 años que había causado el siniestro. El mismo confesó que había incendiado la casa, por lo que agentes de la seccional 11ra lo detuvieron y lo sometieron a la justicia.

Arrebatador

Por otra parte, el juzgado de 10º se hizo cargo ayer de un sujeto que fue detenido por su participación en un arrebato que tuvo lugar a la hora 23 en la calle Zelmar Michelini, La víctima fue un ciudadano sexagenario, que fue despojado de un celular y una billetera, en la que llevaba sus documentos personales.

Media hora más tarde, un móvil del Área de Investigadores del Distrito II que se encontraba patrullando por la calle Simón del Pino y Ceferino de la Torre, intervino a un sujeto de similares características al autor del ilícito.

Se trataba de un sujeto mayor de edad que aún tenía consigo los efectos hurtados.

En tanto, la Policía también recuperó una moto hurtada y detuvo a quien la había sustraído. El robo fue denunciado a las 00:10 del día 25. Un ciudadano se presentó en la Seccional Sexta y dijo que había desaparecido una moto marca Baccio modelo PX que tenía en el patio de su domicilio, en la calle Manuel Meléndez. Posteriormente la Policía supo que el vehículo se encontraba en una finca ubicada en calle Manuel Oribe, por lo que algunos efectivos concurrieron al lugar y detuvieron a un uruguayo mayor de edad domiciliado en el lugar. La moto regresó a manos de su dueño y la magistrada subrogante de 10mo turno dispuso la conducción a la Sede Penal del detenido.

Un cuento

Por otra parte, el pasado jueves 22, el juez penal de 10º turno dispuso el procesamiento sin prisión de un individuo de iniciales G.F.R., imputado de la presunta comisión de un delito de calumnia.

El día anterior el Servicio de Emergencias 911 tomó conocimiento de que en el barrio Kennedy un automóvil marca Chevrolet Spark había ingresado a un predio privado derribando un muro y provocando daños en un contador de luz y el cableado de energía eléctrica.

Al llegar al lugar, efectivos de URPM Distrito II constataron los hechos, que habían sido denunciados por la damnificada, y vio al vehículo en el lugar, sin ocupantes.

Posteriormente se presentó en la subcomisaría de San Rafael un hombre de iniciales G.F.R. para radicar una denuncia. El individuo manifestó que conducía su automóvil Chevrolet Spark por el Camino Aparicio Saravia cuando fue interceptado por tres sujetos que lo amenazaron con un arma de fuego, tomaron el volante de su vehículo y se trasladaron hasta el lugar de la colisión. Según dijo, luego los desconocidos se dieron a la fuga y él salió en su persecución sin poder atraparlos. Todo eso resultó ser falso por lo que se lo procesó por calumnia.

Contenido publicitario