IMG_6321

 

Un balance muy positivo dejó la temporada de verano 2015-2016 en materia de alquileres de viviendas en la costa esteña. Según un estudio realizado por el portal Casas en el Este, la pasada fue la mejor temporada de los últimos cuatro años, aunque se demoró la concreción de los contratos a raíz de la devaluación definida en Brasil, la incertidumbre sobre los resultados de las elecciones en Argentina y la especulación de los uruguayos que esperaron hasta último momento una rebaja en los precios. Y, en efecto, la rebaja se produjo: en promedio, los precios en dólares se ubicaron un 12% por debajo de la temporada de verano anterior, según el relevamiento de “Casas en el Este” que tomó en cuenta 156.123 consultas efectuadas de potenciales turistas.

La ocupación en los meses de diciembre de 2015 y enero-febrero de 2016 aumentó un 23% en comparación con el verano anterior. El mayor incremento se verificó en los balnearios de La Paloma con +30%, en Piriápolis con +27% y en Punta del Este con +26%.

El estudio también reveló que los requerimientos más buscados por quienes pretenden arrendar una casa de verano son, por orden: la parrilla, el servicio Wi Fi, el aire acondicionado y la TV por cable.

En comparación con la temporada anterior, en este último verano el precio en dólares de los alquileres en los balnearios descendió un 12%. Las mayores rebajas rondaron un 16% en promedio y se dieron en Punta del Diablo (Rocha). En La Barra (Maldonado) la reducción alcanzó un 15%, en Punta del Este un 14%, en Punta Ballena un 13% y en Piriápolis un 10%.

Las consultas por precios y comodidades de las viviendas se efectuaron en promedio por un período de 4 a 7 días, lo que implicó un 10% menos de permanencia que en el verano anterior. La cantidad de consultas, en cambio, se elevó esta temporada en un 34%.

Para alquilar en La Paloma hubo 39% más consultas y para Punta del Este, 37% más.

Carnaval a tope

La primera quincena de febrero, que este año incluyó el feriado de Carnaval, registró la mayor cantidad de consultas del verano, con un aumento de 49% en relación al año pasado, mientras que la ocupación también subió un 42% respecto al mismo mes de 2015, cuando la semana de Carnaval se cumplió en la segunda quincena.

Después de la fiesta de Mo-mo, en la segunda quincena de febrero la demanda turística decayó, tanto en materia de consultas, que disminuyeron un 22%, como en la ocupación, que bajó un 12%. En toda la temporada, las consultas y la concreción de alquileres por parte de turistas brasileños disminuyó en promedio 7%, incluyendo el período de “Réveillon”, que va del 25 de diciembre al 6 de enero.

En cambio, la presencia turística de argentinos, entre Navidad y la primera quincena de enero, se incrementó de forma significativa a través de consultas y contratos, superando hasta en un 70% la cantidad reportada en el verano 2014-2015.

Otro dato que confirma el importante despliegue del turismo interno fue el aumento en la primera quincena de enero de consultas y ocupación de uruguayos, que creció 45%.

Los datos, según “Casas en el Este”, hacen prever que en la próxima Semana de Turismo también habrá más arrendamientos que en 2015, ya que históricamente se ha mantenido esa correlación.

En el estudio se toma en consideración a todas las propiedades que son ofrecidas directamente por sus dueños.

Fuente: www.casaseneleste.com

Contenido publicitario