IMG_6324 (Copiar)Las inspecciones que realiza el Área de Inspección y Fiscalización del Departamento de Biología Poblacional de la Dirección Nacional de Recursos Acuáticos (Dinara) para hacer cumplir la normativa que regula la actividad extractiva, ya sea deportiva, artesanal e industrial, determinaron la requisa de más de 1.500 metros de redes. El organismo rector también realizó acciones conjuntas con varias unidades de la Prefectura Nacional Naval.

La repartición viene realizando numerosas inspecciones para constatar el cumplimiento de la normativa vigente que regula la actividad extractiva. Últimamente realizó incursiones en las lagunas de Rocha y Castillos para el control de la zafra del camarón, y también hubo controles en la zafra de la almeja. Mientras tanto se siguen realizando regularmente las inspecciones a las barcas mejilloneras surtas en el puerto de Punta del Este.

Personal del organismo navegó junto con funcionarios de varias unidades de la Prefectura Nacional Naval de Colonia, Juan Lacaze, Santiago Vázquez, Solymar, Atlántida, La Floresta, Maldonado y José Ignacio. El objetivo fue controlar el cumplimiento de la prohibición de pesca con redes en ríos y arroyos, así como en la zona costera estuarina y marina dentro de los 300 metros, durante el período de veda.

También fueron visitados los barcos que se dedican a la pesca industrial y descargan en el puerto de Montevideo. A estos buques se les controló la talla de los ejemplares desembarcados. Se observó la presencia de pescado “chico” en los primeros días del mes de junio, lo que motivó una advertencia a los patrones responsables. Esto resultó en un mejoramiento en el promedio de las tallas desembarcadas desde entonces, informó el organismo.

Contenido publicitario