El director de Tránsito y Transporte de la IDM, Juan Pígola dio cuenta de los trabajos que realiza la IDM con apoyo policial para combatir las “picadas” de motos y otras competencias ilegales y aseguró que, aunque están más acotadas, las carreras se siguen realizando. Cada vez que se los captura, los motociclistas cambian de lugar y son seguidos por un público interesado en el asunto, indicó. Como se sabe, este fin de semana, en la ciudad de San Carlos, fallecieron dos jóvenes en una competencia que era seguida por buena cantidad de público.
Entrevistado por FM Gente, Pígola señaló que este problema se ha combatido en los últimos años a pesar de lo cual ha recrudecido. “En Maldonado hemos podido ir trasladándolo de lugares con el esfuerzo que realiza el cuerpo inspectivo y la Policía, porque no se termina. Los sacamos en la Torre del Vigía y se fueron para la Parada 23, y de ahí a la Rambla Artigas y ahora al cementerio. Es un grupo más reducido, con menor cantidad de motos y más controlado”, indicó.
“Nosotros tenemos una acción de inteligencia que sabemos más o menos cuando se empiezan a amontonar y los empezamos a disuadir. Hemos incautado muchas motos, pero siguen surgiendo este tipo de situaciones. Y, desgraciadamente, son competencias. Y son competencias en la que se juega dinero también”, indicó.


Hagan sus apuestas
“Tenemos información sobre el tema. Juegan (dinero) quienes compiten y también los que están del lado de afuera. Y no son menores las cantidades. Son importantes. Hay gente que incita, que juega, que tiene su equipo, que se traslada. Ahora sabíamos que se habían trasladado para el lado de San Carlos. Es un problema”, destacó.
El jerarca dijo que los padres y la sociedad deben asumir el problema. “Me gustaría que estuvieran acá, en la Dirección, cuando vienen los padres a protestar porque le sacamos las motos a menores sin documentos en la Parada 23, por ejemplo. Dicen: ‘la moto es mía’, aunque se la dio o se le dejó. Es una irresponsabilidad. Es todo raro”, agregó.
También señaló que “la ‘pata’ de la Justicia” en estos casos también es importante, porque muchas veces se deja “que se venzan los plazos” sin que haya una resolución. Así sucede cuando se detecta a motociclistas circulando sin casco, por ejemplo, señaló.
Consultado sobre las declaraciones de la alcaldesa Alba Rijo, quien dijo que en San Carlos no hay inspectores durante la noche, Pígola señaló que esa es una función que le corresponde a cada Municipio e informó que tampoco había turno nocturno de inspectores hace unos años. “Como que no se tomaba en cuenta la problemática grave que hay en la noche. Quizás esto sea consecuencia de aquello. Si hubiéramos podido controlar la noche desde tiempo atrás, podríamos haber llevado adelante un trabajo más persuasivo. Creo que no se puede dejar sin turno en la noche”, opinó.
Además desconfió de la utilidad de dar intervención a la Policía Nacional de Tránsito, porque “tiene, creo, cinco móviles para cuatro departamentos”. A su juicio, ese trabajo “perfectamente” lo puede hacer el cuerpo inspectivo de la IDM conjuntamente con la Policía. “Ya se hace acá. Si andan en la noche, van a ver a los inspectores y a la Policía haciendo operativos en distintos lugares”, aseguró.


“No es tan sencillo”
Por otra parte, el jerarca aclaró que para hacer un operativo en un caso como el de San Carlos, se necesitan al menos dos móviles policiales y uno de la IDM. “No es tan sencillo. Hemos tenido vidrios rotos y funcionarios agredidos”, destacó. “Recién ahora tenemos un equipo preparado, con un muy fuerte apoyo de la Policía para actuar dentro de los marcos legales y generar disuasión”, añadió. Además, precisó que “hoy hay gente que va a ver eso; va a ver cómo se mata otro, o arriesga la vida. Y aplauden, incitan y hasta juegan”, insistió.
“Tenemos información que en el sepelio (de los fallecidos), había gente sin casco, haciendo ‘roncar’ sus motos. O sea que esto no terminó; va a seguir”, estimó.
Por último comentó que ya tuvo un contacto con la alcaldesa carolina y adelantó que se va a concretar una reunión entre el Concejo de San Carlos y la Dirección de Tránsito con la presencia de representantes de la Policía y de la Policía Nacional de Tránsito. Se trata de ver “qué acciones podemos tomar”, agregó.