Piden a la IDM que expropie 128 padrones donde viven 300 familias en Maldonado Nuevo

El edil frenteamplista Leonardo Delgado dijo que la Mesa política de su sector volvió a tratar la situación de 128 familias que residen en Maldonado Nuevo, pero podrían ser legalmente desalojados. Según señaló, el asunto ya ha sido tratado en muchas ocasiones en la Junta Departamental pero sigue sin aparecer una solución.
La situación “viene de la década del 80 y, después, en la década del 90 se le solicitó al intendente de ese momento que no se permitiera seguir con ese fraccionamiento porque los vecinos estaban siendo estafados por incumplir con la Ley de Centros Poblados y otras cuestiones con las que tienen que cumplir los fraccionamientos”, narró el edil. “En el año 2000 nos encontramos con que la Intendencia Departamental de ese momento, en mutuo acuerdo con el propietario de la empresa, había desistido de un juicio, por lo cual la Intendencia no podía demandar al propietario por los servicios que había llevado a ese lugar y que sí se les cobraba a los vecinos en la cuota o se les volvía a refinanciar cada terreno para que los vecinos tuvieran que pagar”, señaló.
“Esta situación ahorcó a todos los vecinos de esa zona, que son 128 padrones que, indudablemente, con el valor de la Unidad Reajustable también se hizo impagable porque hoy los vecinos están pagando entre $18.000, $19.000 o $20.000, cifra que para cualquier familia trabajadora del departamento es casi impagable”, refirió.

Vacío
El legislador aclaró que en su momento se planteó que la IDM usara el dinero recaudado por el impuesto al Retorno por Mayor Valor que había en caja. “Ahí salieron los directores del Área de Desarrollo Social y el propio Intendente departamental a decir que no había dinero de Retorno por Mayor Valor y que habíamos dejado la caja vacía. Una semana después el Intendente departamental solicitó retirar U$S 5:000.000 para la expropiación de la tierra del Kennedy. Lo que no estaba terminó estando por parte del Frente Amplio”, refirió.
“En el año 2017, ante esta nueva situación de los vecinos de Maldonado Nuevo, que venían una vez más a solicitar que la cuatripartita se volviera a reunir, nuevamente se le envió una nota al intendente departamental planteando en los mismos términos conseguir una solución para estos vecinos y que se utilizara el Retorno por Mayor Valor y que se comprara, en una negociación en ese ámbito donde participaba la Junta Departamental, la Intendencia, los vecinos y el propietario de la tierra, y, si no había acuerdo, que se expropiara la tierra que los vecinos están ocupando”, señaló.
“El intendente en ese momento dio respuesta negativa y dijo que se iba a canalizar a través de la cuatripartita. La cuatripartita se reunió en dos oportunidades y dejó de hacerlo porque el propietario se retiró de la misma. En el año 2018 nuevamente nuestra fuerza política volvió a insistir con el mismo planteo y ahí ya se planteaba el tema de la expropiación de la tierra, más aún cuando después se quiso chantajear a la bancada del Frente Amplio planteando que si aprobábamos un fideicomiso de U$S40.000.000 se solucionaba lo de Maldonado Nuevo; planteo que se le hizo incluso por parte de los integrantes de la Comisión de Viviendas de esta Junta ‒quienes representan al Partido Nacional‒ a los propios vecinos diciendo: ‘Esto se resuelve si se aprueba este paquete’”, afirmó.

Pedido
Entre otras cosas, Delgado afirmó que su fuerza política”siempre estuvo dispuesta a discutir una solución para los vecinos de Maldonado Nuevo, al igual que cuando se solucionó en su momento el problema de Los Eucaliptos”. También señaló que viven “más de trescientas familias” en esos 128 padrones.
“Entendemos que es una preocupación para los vecinos, a los que hoy les siguen llevando los trámites de desalojo y a los que sigue intimando la Justicia, algo que en su momento se había paralizado por el acuerdo que había en la cuatripartita mientras funcionaba, de que no se iba a intimar a los vecinos, que no se les iba a poner la soga al cuello, porque entendían ‒también los ediles del Partido Nacional en ese momento‒ que se debía buscar una solución”, agregó.
“Estamos abiertos a escuchar las propuestas, estamos abiertos a discutir ‒como lo estuvimos siempre‒, pero queremos que existan respuestas claras, firmes, que los vecinos tengan una solución definitiva y que no se siga diciendo que la solución puede estar, pero que no tienen los instrumentos, que no tienen las herramientas o que no tienen el dinero para llevarla adelante”, añadió.
El edil también precisó que expropiar esos padrones costaría entre U$S1.200.000 y U$S1.500.000. “En el año 2018, cuando se expropió la tierra de aquellos excluidos del PIAI, el Frente Amplio ‒la bancada del FA‒, ante propuestas de algunos compañeros, planteó que se debía expropiar la totalidad: esos padrones que estaban excluidos del PIAI y los 128 padrones de Maldonado Nuevo. También en ese momento el intendente departamental se negó a solucionar este problema y hoy los vecinos siguen sufriendo la misma problemática que sufrían desde hacía muchísimo tiempo. Entonces, les solicitamos al intendente y al director de Vivienda que se utilice el Retorno por Mayor Valor ‒el Fondo de Gestión Territorial‒ para que se pueda solucionar el problema de Maldonado Nuevo. Esperemos que esa solicitud que ha hecho el Frente Amplio tenga un fuerte impulso por parte del Intendente, ya que ha dicho y manifestado a los propios vecinos que podrían tener una solución. Entendemos que las herramientas están, que el dinero está y que se puede llevar adelante”, concluyó.