Un grupo numeroso de personas que viven en las inmediaciones del predio del Campus de Maldonado se dirigieron por carta a la comuna de Maldonado, al Municipio y a la Junta Departamental para solicitar se tomen medidas que les permitan conciliar el sueño a horas más adecuadas. Las autoridades comunales autorizaron un festival de música que termina cerca de la una y media de la mañana y el ruido que emiten los músicos participantes se extiende, según el viento predominante, a grandes distancias, por lo que causa molestias que los vecinos se cansaron de soportar. Según trascendió cada día se suman al reclamo más personas que se han hastiado de ver sus hogares invadidos por un ruido constante que no desean escuchar. El sonido de los parlantes se llega a escuchar hasta el barrio Jardines de Córdoba.
Los vecinos de las inmediaciones elevaron una carta a las autoridades para solicitar una rápida respuesta a su problema. “Nos dirigimos a Usted para que considere la cancelación de autorizaciones para ciclos de eventos musicales nocturnos en el exterior de dicho complejo deportivo como la ‘Fiesta de las estrellas’, la ‘Fiesta de la Liga Mayor’, etc.”, indicó el escrito.
“La razón por la que hacemos esta solicitud proviene de las múltiples violaciones a la normativa vigente en materia de ruidos molestos que acompañan estas actividades, lo que afecta desde hace años el descanso y el bienestar del vecindario hasta altas horas de la noche. También nos interesa expresar que existen muy pocos recursos disponibles en materia inspectiva para el cumplimiento cabal de la Ordenanza sobre ruidos molestos y resulta muy frustrante llamar y que nuestras demandas no sean atendidas”, señaló la misiva.

Caja de resonancia
Los vecinos también señalaron que “el Campus es un espacio deportivo de referencia y sus instalaciones no fueron diseñadas en materia acústica para la realización de estos eventos por lo que al autorizarlos se habilita al problema mencionado”.
“Aportamos nuestros impuestos y queremos una convivencia en paz. Contamos con Usted para que estos eventos sean trasladados a espacios donde no se afecten los derechos del vecindario”, concluyó la misiva.
El festival musical que se desarrolla por estos días ya ha tenido lugar en años anteriores, siempre con gran disgusto para los vecinos. Normalmente, a lo largo del verano se organizan otros eventos de similares consecuencias. Luego, en el mes de febrero hay más de una semana de espectáculos de carnaval que también se desarrollan toda la noche hasta cerca de la una. Quienes viven a menos de 300 metros del lugar no pueden dormir, ni leer ni mirar TV o escuchar radio.
Vecinos de la zona consultados por Correo de Punta del Este dijeron que realmente el ruido es muy molesto cada noche y no les resulta fácil seguir haciendo su vida cotidiana. Especialmente si hace calor y no pueden cerrar las ventanas para protegerse del bullicio. Algunos de ellos comentaron el asunto a pesar de que viven en la calle Santana. En tanto, un vecino de “los edificios de los bomberos”, de avenida Córdoba y Martiniano Chiossi, señaló que hace muchos años que se soportan ruidos de campus, pero esta vez es demasiado. “Hay denuncias todas las noches”, pero no pasa nada, indicó.

Contenido publicitario