El edil nacionalista Osvaldo Matteu pidió a las autoridades que controlen a quienes se desempeñan como cuidacoches en el centro de Maldonado, especialmente a los que ocupan las cuadras en horas de la noche, cuando se retiran los trabajadores regularizados y autorizados por la IDM. Matteu señaló que llegó a ver peleas a golpes de puño entre estos cuidacoches y cuestionó que el centro esté tan mal iluminado. A juicio del edil, la población no concurre a pasear al centro porque no se siente segura.
Matteu estimó que cada vez “crece más” la preocupación por los cuidacoches y dijo que el pasado fin de semana, cuando estaba en la plaza, observó “una pelea continua de gente que intentaba cuidar coches. Hubo hasta golpes de puño frente a familias sentadas en la plaza y niños jugando”, refirió.
“¿Hasta cuándo vamos a seguir aguantando este tipo de cosas? Basta ir a cualquier calle céntrica para ver que, a cada rato hay un cuidacoches diferente. O a las 6 de la tarde, uno va al centro, y cuando ya se retiraron los autorizados, hay cuatro o cinco peleándose para pedir la moneda cuando va a salir un coche”, señaló. El edil dijo que este problema se mantiene desde hace mucho tiempo y que llegó el momento “de hacer algo”.
En cuanto a la oscuridad del centro, que se ha agravado porque los comerciantes no dejan iluminadas sus vidrieras, comentó que la gente “ya no quiere ir” porque “no confía estar en el centro, no se siente cómoda, no se siente segura”. Además, dijo que “después de las 6 de la tarde el centro murió. Se nos ha terminado el centro de Maldonado”. “No todo el mundo va al Shopping, Hay gente que le gusta ir al centro, como íbamos antes”, añadió.

Trasnoche
Matteu se refirió por otra parte a los nuevos cuestionamentos surgidos en relación a las cámaras de seguridad. En este sentido, destacó que hace pocos días el intendente Enrique Antía se reunió con el presidente Tabaré Vázquez y que, “entre otras cosas, trataron el tema de las cámaras, que tanto lío trajo para la oposición. Las cámaras tenían que terminar de instalarse en julio de 2018 y se instalaron antes de tiempo. Hay 1.200 cámaras en el departamento trabajando, las cuales están ayudando realmente a la Policía”, señaló.
Luego, sin nombrarlo, aludió al edil frenteamplista Joaquín Garlo, que en la última sesión del legislativo había realizado nuevas críticas a la compra de las cámaras y dijo que eran controladas por un gobierno extranjero. “Por ahí algún trasnochado dice que las manejan desde el exterior. Por mí que las maneje quien las quiera manejar, siendo por ley, pero que me brinden seguridad en Maldonado. Que las maneje el que sepa. No me preocupa mucho ese trasnochado que anda haciendo declaraciones, que están fuera de lugar; para mí que se ha subido a un carro que no le corresponde”, señaló.
“Eso está funcionando y está funcionando bien. Después se podrá discutir o que se gastó. Pero yo quiero que le digan a la población a ver si la seguridad tiene precio”, afirmó.
El edil nacionalista destacó que, en un clima de inseguridad y con un aumento de delitos, las cámaras “han sido de gran utilidad”.