centroconvenciones1

El edil del Partido Colorado Carlos Flores abogó la pasada semana en la Junta Departamental por que la Intendencia de Maldonado, junto con el Consejo de Educación Técnico Profesional y la empresa Ciepe, encargada de la administración y de la gestión del Centro de Convenciones “busquen algún mecanismo de entendimiento para que los profesionales y los trabajadores del departamento de Maldonado tengan la oportunidad de trabajar en ese lugar, en el Centro de Convenciones”. Al respecto, el edil recordó que ya hay varias generaciones de jóvenes que se formaron para trabajar en eventos e incluso organizarlos.

Flores hizo uso de la palabra poco después de que el plenario recibiera a egresados y estudiantes de la Escuela Pedro Figari, de la UTU, que funciona en el parador comunal de la parada 12. Allí se ofrecen cursos de Alta Gastronomía, pero también la tecnicatura en Organización de Eventos y Congresos.

Mientras Flores hacía uso de la palabra, los estudiantes se hallaban en las barras. “Creemos muy pertinente escucharlos a ellos y encontrar ese ámbito de análisis de estas instituciones porque, como todos sabemos, Maldonado ha hecho un enorme esfuerzo por ver consagrada la construcción del Centro de Convenciones, que se inauguró hace pocos días con la entrega de los Premios Platino al Cine Iberoamericano”, dijo el edil. Según señaló todo fue gracias al “esfuerzo de tres gobiernos departamentales de distinto signo ‒dos del Frente Amplio y uno del Partido Nacional‒, que le han dedicado tiempo, le han dedicado empeño y, fundamentalmente, le han dedicado muchos recursos de los vecinos de Maldonado: más de U$S40.000.000 para que esta obra se termine”, indicó.

Gente preparada

“Hoy ese Centro está funcionando y tenemos noticias de lo manifestado en una jornada de información y capacitación organizada por la empresa que lo administra, días antes de su inauguración, en el 5º piso de la Intendencia, donde se decía que en lo referente a la ocupación de personal calificado en el área de la organización de eventos y congresos sería inevitable contratar gente capacitada en otros departamentos, fundamentalmente en la capital del país, porque Maldonado no la tendría”, dijo el legislador.

“Quiero aclarar que no quiero decir que se imponga la obligación de que se contrate a gente del departamento. Estoy muy lejos de creer que en Uruguay, por vivir o nacer en uno u otro lugar, se tenga que tener algún tipo de privilegio en ese sentido. Pero sí digo que tampoco es aceptable que se diga que no se va a contratar gente de Maldonado porque no hay gente preparada para estos eventos. Seguramente, la empresa contratada por la Intendencia para administrar el Centro de Convenciones no lo sabe, pero, como dije, en el parador de la parada 12 de la Mansa está la Escuela Pedro Figari, donde ya hay varias generaciones de egresados profesionalizados en este tipo de actividades”, precisó.

Por ello, el curul estimó “necesario que las instituciones involucradas ‒es decir, la Intendencia de Maldonado, la UTU y la empresa Ciepe‒ vean la manera de generar un ámbito de participación entre ellos para que los egresados y estudiantes, así como los trabajadores de Maldonado en general, sean tenidos en cuenta a la hora de llenar las vacantes que surjan en el Centro de Convenciones cuando sean desarrolladas sus actividades, que, por otra parte y en virtud del esfuerzo que ha significado para el departamento, esperemos que sean muchas”.

Acto seguido, manifestando su “esperanza que genera un ámbito de este tipo”, el edil solicitó que sus palabras fueran enviadas “al señor intendente, al Codicen, al Consejo de Educación Técnico Profesional, a la empresa Ciepe, al gremio de trabajadores y docentes de la UTU, a la Comisión de Trabajo” de la Junta y a la prensa. El pedido fue acompañado por unanimidad.

Contenido publicitario