En una carta dirigida al Ministerio del Interior y al Jefe de Policía del departamento, Julio Pioli, más de 30 vecinos expusieron su preocupación por diversas situaciones de inseguridad que se dan desde 2019 y que han aumentado en los últimos meses. “Hemos soportado el accionar violento de diversos individuos” expresan en la carta en la que explican que los acusados han ingresado en varias viviendas de la zona, durante el día y la noche, incluso cuando los residentes se encuentran en las casas.
“Hemos agotado los recursos que están a nuestro alcance” dicen los vecinos, que hacen hincapié en que en la zona viven familias numerosas con niños, ancianos y personas con diferentes patologías. La creación de una comisaría en la zona es el objetivo principal del reclamo de estos vecinos.
La solicitud fue llevada a la última sesión de la Junta Departamental por la edila del Partido Colorado, Susana de Armas quien dijo que los vecinos de la zona, que crece a pasos agigantados, por momentos se sienten olvidados y que esta es una situación que hay que atender con urgencia porque resulta inmanejable. “Este año, como en otras ocasiones, están viviendo oleadas de robos, se desvalijan casas enteras. Hay un alto índice de delincuencia y gran propagación de bocas de venta de drogas” dijo. “Está claro que al aumentar la población también aumenta el delito” agregó.
La edila pidió más participación policial y dijo que, en los casos de inseguridad que se han dado, así como en otros de emergencia, la Policía llega en 15 minutos al lugar, siempre y cuando, hayan móviles disponibles. Sobre la instalación de una Comisaría en el balneario, dijo que esta “creará una respuesta acorde, intimidando y desanimando a los sujetos a seguir adelante con su accionar violento”.

Contenido publicitario