La empresa UTE volvió a ceder un espacio para que dos artistas plásticos de la zona realicen una intervención artística; será en la pared ubicada al este del edificio que el ente estatal posee en Maldonado. El mural se ubicará sobre la calle Román Bergalli, entre avenida José Batlle y Ordóñez y J. Suárez y está a cargo de Julio “Lulo” Navone y Rodrigo Morosoli. La Dirección de Espacios Públicos de la IDM apoyará con los materiales para realizar la obra.
“Utilizando la tradicional frase uruguaya ‘vamo arriba’ y en relación al concepto de apoyo en situaciones adversas o favorables, la imagen intentará crear un punto de unión entre los vecinos. Se trata de una niña que está siendo levantada del suelo, la cual representa una expresión y afirmación positiva de aliento”, informó textualmente la IDM.
Está previsto que los artistas trabajen durante las dos primeras semanas del mes de agosto. La comuna aclaró que las obras no afectarán el tránsito y que no existen dificultades edilicias que puedan impedir la realización del proyecto. El único requerimiento es administrativo y refiere al permiso de UTE – Oficina Maldonado para llevar adelante la intervención.
Debido a las dimensiones de la obra, se necesitarán andamios, por lo que se cumplirá con las normas vigentes de trabajo en la vía pública, además de las condiciones de seguridad.

Urbanidad
Según la comuna, el edificio comercial de UTE “representa uno de los sitios de Maldonado con gran valor histórico y un patrimonio de la ciudad. Al ser vecinos de la zona y con una mirada urbanística se entiende que este tipo de proyectos son de gran aporte”.
En realidad, el edificio de la esquina de Bergalli y Camino Velázquez fue inaugurado en 1916. Allí se alojaba la “usina”, es decir, la planta generadora que abastecía de energía eléctrica a Maldonado y Punta del Este. Esa enorme máquina funcionó hasta cerca de 1980, cuando la zona quedó conectada a las líneas de distribución que traen el fluido eléctrico desde la represa de Salto Grande.
En la actualidad, la pared se encuentra vandalizada, pero en condiciones óptimas para ser intervenida con un mural que “le dará vida a la cuadra y generará la atención de la comunidad”, estima la IDM. Varios muralistas de la zona, entre ellos Lulo, habían realizados grande murales en paredes que luego se destinaron a publicidad electoral.

Contenido publicitario