desfibrilador

Dos agentes policiales de Piriápolis salvaron la vida de un ciudadano de 54 años que tuvo una crisis cardíaca utilizando un desfibrilador, para cuyo uso ya estaban entrenados. El hecho ocurrió este lunes. El ciudadano se encontraba tendido sobre el piso, cuando el agente de 1ª Gustavo Mieres y el agente de 2ª Tony Corbo le conectaron el desfibrilador e iniciaron el procedimiento de reanimación hasta que, en la segunda descarga, el hombre comenzó a mostrar mejoras en sus signos vitales.

Concomitantemente, la Agente de 2º Rafaela Etcheverry, quien se encontraba en la sala de comunicaciones de la Seccional Undécima realizó las coordinaciones telefónicas con personal médico de Emergencia que concurría al lugar, comunicándoles a los policías actuantes sobre los procedimientos indicados por el personal médico. Esto fue transmitido a los agentes y permitió preservar la vida del ciudadano hasta el arribo de un facultativo en una unidad de emergencia. El profesional expresó que el paciente había sufrido un paro cardiorrespiratorio, por lo que fue trasladado a un nosocomio. “De acuerdo a la última información recibida, el ciudadano se encuentra internado en el CTI una mutualista de la ciudad de Montevideo, siendo su situación estable”, informó el parte policial de ayer.

Procesado por delito de hurto

La jueza subrogante de Décimo Tuno dispuso este lunes el procesamiento con prisión de H.M.G.A. de 18 años de edad, por un delito de hurto. El hecho comenzó al mediodía del pasado domingo 27, cuando se presentó en la Seccional Sexta una uruguaya de 22 años para denunciar que le habían sustraído dos pares de championes, que había dejado para que se secaran sobre el techo de su casa. La joven dijo que al día siguiente se percató del robo y que más tarde vio a su vecino usando un par de championes idénticos a los suyos. El mano larga fue citado a la Seccional Sexta donde no tuvo más remedio que confesar su fechoría.

Investigan rapiña

Agentes de la Seccional 6ª de Maldonado Nuevo investiga una rapiña que tuvo lugar en perjuicio de un transeúnte a las seis y media de la mañana de este lunes. El hombre, de 23 años, pasaba en bicicleta por la esquina de las calles Libertad y Caracará (sí, lleva tilde e la última a) cuando alguien lo golpeó desde atrás y lo hizo caer inconsciente al suelo.

El joven dijo que le hurtaron su bicicleta, marca GT de color gris, y su billetera, en la que llevaba $ 2.000 y documentos. También le robaron sus championes.

Contenido publicitario