La Agencia Nacional de Desarrollo (ANDE) está desarrollando en la región de Piriápolis un proyecto que apunta a disminuir el volcado de plástico al ambiente. El emprendimiento apunta a generar una moneda virtual ecológica que le da valor a los residuos plásticos, de modo de estimular la clasificación y disposición de esos desechos en centros de acopio. La iniciativa fue puesta en práctica a fines de la pasada semana.
El proyecto aspira a fomentar cambios en el tratamiento irresponsable que se le da a los residuos de plástico, educando y recompensando a quienes colaboran. La moneda virtual que se abona a cambio, podrá usarse para acceder a beneficios tales como promociones de las empresas e instituciones socias del programa. Estas empresas serán las encargadas de darle valor de cambio a la moneda y beneficiarse de la exposición publicitaria.
El proyecto piloto se lanzó en el balneario de la zona oeste para ir realizando los ajustes que correspondan y acomodar su funcionamiento. En un principio, los plásticos recolectados serán acopiados; se analizará la cantidad y tipo con el objetivo de que sean reciclados y no lleguen a las playas o cursos de agua. El plan podría adaptarse luego a otras regiones del país de acuerdo a la voluntad del próximo gobierno.

Canje
Entre las alternativas para reciclar y reutilizar el material, se piensa en fabricar componentes para usar en calles y veredas y listones para distintas construcciones. También se piensa en transformarlos en un tipo de combustible a través de un proceso de descomposición química llamado pirólisis. Recientemente, en una provincia argentina, un grupo de jóvenes comenzó a producir ladrillos económicos de plástico reciclado para levantar soluciones habitacionales económicas.
Quienes quieran adherir al plan deben ingresar al sitio www.plasticoin.com.uy y llevar los residuos plásticos a distintos puntos de acopio. Estos sitios se ubican en tres comercios de Piriápolis y Punta Colorada, donde serán cambiados por “plasticoins”.
La Agencia Nacional de Desarrollo informó que un kilo de plástico domiciliario equivale a 100 unidades de la moneda virtual; un kilo de plásticos recolectado en las playas vale 200, y un kilo de microplásticos 400. Los “plasticoins” podrán ser usados en comercios de distintos rubros que paulatinamente se van adhiriendo al proyecto.
Los centros de acopio -habilitados hasta ahora y que se sumen en el futuro- están identificados con una bandera de proyecto. En el centro de acopio la persona responsable realizará el pesaje y chequeo del plástico entregado y se acreditarán los “plasticoins” correspondientes a la entrega.
Por ahora los plásticos se pueden llevar a la tienda Bajaman, de la calle Gregorio Sanabria 908, de 10 a 22 horas; a la casa de comidas La Cardota, de avenida Piria 1141, de 10 a 19 horas, y a la Playa Mansa de Punta Colorada, donde funciona la escuela de surf 3 Quillas, en el horario de 10 a 19 horas.