piriapolis1

 

El corte del suministro de agua que se generó el domingo pasado en horas de la noche no habría sido tan breve como se ha dicho. En algunas zonas, incluso en torres ubicadas en Punta del Este, los vecinos pasaron hasta más de tres días acarreando agua potable en baldes por no contar con el servicio, aseguró el portal argentino Infobae.

En tanto, operadores de Piriápolis afirmaron que los visitantes de esa zona expresaron su fastidio ante la inesperada situación, que tuvo lugar apenas un poco antes del pico máximo del verano.

Ayer, poco después de que trascendiera que hubo visitantes que resolvieron abandonar Piriápolis por la falta de agua potable, el presidente de Aprotur, Federico Casella, dijo a FM Gente que todo generó un “grave” problema. “No se puede poner en riesgo el trabajo de promoción y preparación de la temporada hecho durante meses. Es no es nada gracioso, es muy serio”, afirmó.
“Había un camión cisterna en la rambla de Piriápolis, y una cola de tres cuadras de gente… Solo faltaban los cascos azules”, ironizó.
Casella dijo que “hay que tener cuidado” con este tipo de problemas y añadió que formulaba el reclamo con el respaldo de todos los operadores del balneario.
“Fue muy triste ver que un restaurante no podía funcionar por no tener agua… O ver a un turista cargando un balde y subiendo tres pisos hasta la habitación de su hotel, para higienizar el baño”, comentó.

Perjuicios

Casella dijo que la situación y su difusión a través de las redes sociales, “genera un perjuicio para Piriápolis. Afecta nuestros servicios y nuestra imagen”, señaló.
Además, esto justifica “el mal humor” de los empresarios y fundamenta el reclamo ante las autoridades, “para que no vuelva a pasar. No debemos dejar pasar una situación tan grave”, consideró.
También indicó que hoy la ocupación en Piriápolis ronda el 90% y que se avecina el momento de mayor nivel de turismo con la presencia de brasileños. No obstante, admitió que este año los norteños no están llegando todos, sino solo los de mayor poder adquisitivo. “Ojalá esta falta se recupere por el lado de los argentinos, que se nota en las reservas están mucho más entusiasmados en venir tras el cambio de gobierno, cosa que otros años no se daba”, indicó.
Por lo demás, aseguró que Piriápolis ha sido muy cuidadoso con los precios y se mantiene trabajando con varias promociones para atraer a los visitantes. “Para los argentinos está más barato comer acá que en Buenos Aires, con la ventaja de que le descuentan el 22% del IVA cuando paga con su tarjeta”, comentó.

Contenido publicitario