El presidente del Centro de Inmobiliarias de Piriápolis, Beto Goio, aseguró ayer a FM Gente que ya desde hace semanas, poco después de comenzar enero, se palpitaba que la temporada sería “muy negativa”, al extremo que para hacer una comparación, hay que pensar en lo ocurrido durante el verano del año 2002, cuando la crisis del “corralito” bancario devastó a la Argentina.
Goio dio que este año la temporada está siendo mala, pero no sólo para el sector inmobiliario, sino “en general”, es decir, también para la hotelería y el rubro gastronómico.
“No hay nadie en la zona que no le haya bajado un 25 y hasta un 50% el ingreso respecto a temporadas anteriores.Y el rubro inmobiliario, ni que hablar, porque es un sector muy castigado por el informalismo”, afirmó.
Por lo demás, Goio estimó que la aparición de cianobacterias en las playas de zona oeste afecta a ese destino aunque aclaró que, hasta el momento, no ha sido motivo de cancelaciones. “Estas son cosas que suceden en el momento. Son imprevistos, de alguna manera. Y puede generarle complicaciones al visitante que ya está acá”, indicó.

Algo que complica
“Capaz que puede embromar al que está por venir en febrero, si esto no mejora. Pero creo que para el que ya tiene las vacaciones marcadas, no va ser un impedimento. Obviamente, el tema no es lindo. Pero no sé si influye tanto. La temporada está mal y no es por eso. Es un elemento más que complica, como las lluvias”, consideró.
Goio agregó que “el clima está influyendo, porque está cambiando. Es todo un ‘combo’ en lo negativo que estamos viviendo”, agregó. A su juicio, la principal causa del fracaso de la zafra turística es la situación de Argentina, a lo que se suma que el Uruguay es un país caro, “hasta para nosotros mismos”.