ciudadapaisada1 (Copiar)

La Policía de Maldonado tiene la sospecha de que la banda que el pasado domingo asaltó el cambio ubicado dentro del supermercado Devoto de Piriápolis no es nativa de la zona y que planificó su golpe detalladamente. Apenas ocurrido el robo, las autoridades revisaron las cámaras de seguridad del hipercentro y del cambio y buscaron huellas digitales en el auto VW Vento blanco, matrícula SBZ 8586, utilizado por los delincuentes, aunque hasta el momento no hay pistas sobre la identidad de los autores.

El hurto fue perpetrado por cuatro individuos que ingresaron en la noche del domingo al cambio de Piriápolis usando guantes y llevando los rostros cubiertos. Los ladrones fueron tan cuidadosos que arrancaron el espejo retrovisor del vehículo y se especula con la posibilidad de que se lo hayan llevado con ellos. Se piensa que el conductor pudo haberlo ajustado sin tener los guantes puestos y por eso tomó la precaución de arrancarlo.
El vehículo había sido reportado como hurtado el pasado 22 de octubre en Montevideo. La banda lo utilizó para llegar hasta el hipermercado y, luego del robo, lo abandonó en la calle Defensa, a la altura de Sarmiento, no muy lejos del lugar del golpe. No hay pistas sobre el vehículo que usaron posteriormente ya que esa zona es oscura; otro elemento que indica la planificación y profesionalidad con la que fue ejecutado el golpe.
El centro de comando unificado de Montevideo ha estado chequeando las imágenes de las cámaras ubicadas en los peajes, pero no se halló ningún indicio.

Preparación

La policía presume que la banda realizó un cuidadoso trabajo de inteligencia antes de cometer el golpe. Tres hombres, fuertemente armados, se presentaron poco antes de las ocho de la noche de este domingo en el Cambio sito en Avda. Piria entre Reconquista y Buenos Aires, que funciona en un local adjunto al local de la cadena de Supermercados.

Efectivos de la Unidad de Respuesta Policial Móvil se hicieron presentes en el lugar y establecieron contacto con los damnificados, quienes expresaron que los ladrones redujeron al guardia de seguridad mientras otro saltaba por la ventanilla y retiraba el dinero que se encontraba en el interior de varios cajones. En esa ocasión, le sustrajo un revólver calibre 38 al guardia de seguridad.

También intentaron robar la caja fuerte del supermercado, pero no lo lograron y huyeron a bordo de su automóvil que fue encontrado minutos después. Finalmente se llevaron un botín de 225.488 pesos uruguayos, 23.000 dólares 13.023 pesos argentinos, 8746 reales y 5.885 euros. En el supermercado había gran cantidad de público por el fin de semana largo.

Evaporados
El auto fue encontrado una hora más tarde. La policía decretó el cierre departamental de fronteras y el comando de jefatura se constituyó en el lugar del robo al tiempo que los efectivos de Investigaciones y del distrito 1 de operaciones llegaron pocos minutos después de cometido el hecho. Hasta ahora no hay novedades sobre los autores.

Contenido publicitario