Plan piloto de prevención y tratamiento de adicciones local será evaluado para replicarlo en otros departamentos

“Por su sentido común y ganas de trabajar en la temática”, Darío Pérez, es la persona idónea para ejecutar el proyecto, sostuvo Antía

Con la participación del presidente de la República, Luis Lacalle Pou, quedaron inauguradas el viernes, las oficinas donde funcionará el Plan Piloto de Prevención y Tratamiento de Adicciones en la tribuna sur del estadio Domingo Burgueño. La iniciativa estará bajo la dirección de Darío Pérez y se llevará adelante gracias a un convenio entre ASSE y la Intendencia Departamental.
El presidente de ASSE, Leonardo Cipriani, resaltó el trabajo “muy profesional” que lleva adelante la Junta Nacional de Drogas (JND), y aseveró que este plan permitirá englobar esfuerzos que se encuentran dispersos en el departamento, tanto a nivel gubernamental como de asociaciones civiles u ONGs. El objetivo es que este plan, luego de evaluado, pueda extenderse a otros departamentos del país.
Cipriani informó que se ha incrementado en 44 millones de pesos los fondos destinados a salarios y que por ley se puede llegar a 100 para seguir ampliando, dado que el tema de las adicciones es prioridad de esta administración.
El jerarca hizo énfasis en el apoyo recibido por parte del gobierno. Agregó esto posibilitó aumentar 600 horas semanales en psicología y 467 en psiquiatría, además de ampliar el número de camas.

Sentido común
El intendente Enrique Antía, dijo que con esta iniciativa, se viene a cumplir un sueño para ayudar a las personas del departamento y que se trata de potenciar el trabajo que la Intendencia viene desarrollando desde hace tres años. “Por su sentido común y ganas de trabajar en la temática”, Darío Pérez, es la persona idónea para ejecutar el proyecto, sostuvo Antía.
Por su parte, Darío Pérez, quien se mostró muy emocionado, dijo que la iniciativa “es como un nacimiento, que trae esperanza y alegría” y habló de la importancia de las oportunidades y de fortalecer los lugares en los cuales la cadena está más débil. Sostuvo que era un momento particular en su vida e igualó la inauguración de este plan piloto con el nacimiento (de un hijo), que es siempre un momento mágico y extraordinario, porque allí nace la luz y la esperanza, así como la posibilidad de un futuro mejor. “Eso es lo que nosotros sentimos en nuestros corazones al arrancar con este proyecto” agregó. Se excusó de tener que hacer referencia a sí mismo y dijo que pensó que era un árbol que se iba a secar, pero fue ese momento en el cual el intendente Enrique Antía lo visitó y le dijo “no te vas a ir a regar las plantas”. “Quienes más sufren el tema adicciones y no encuentran salida son gente que vive en la pobreza, el rico y mediano se revuelve, pero el pobre solo tiene el cielo y alguna mano que pueda aparecer”.
Sostuvo que le toca a ASSE, a la IDM y al Estado, “palanquearlos para sacarlos de esa situación que es calamitosa” para el individuo y su familia y afirmó que trabajará “con ropa ajena” en un proyecto que fue ideado por Antía, el presidente de la RAP-ASSE, Carlos Tarabochia y el secretario general de la IDM, Luis Eduardo Pereira, entre otros, con ayuda del gobierno nacional para hacerlo posible.
Aseguró que buscará fortalecer y coordinar con el sector privado, mutualistas, ONG, asociaciones civiles, etc, para potenciar el trabajo y que se multipliquen por diez las soluciones. Cerró agradeciendo la oportunidad, de la que dijo, le ha permitido reverdecer y sentirse como un joven de 20 años con toda la fuerza.

“No puede fallar”
Por su parte, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, expresó que la sociedad está compuesta de historias personales, y que una familia va a dar todo lo que tiene para sacar adelante, por ejemplo, a un hijo con un problema de adicción. “Cuando se forman equipos y se empieza a encontrar buena gente, que le va a poner corazón a la tarea, el camino se comienza a iluminar: Esto no puede fallar”, dijo.
Lacalle mencionó, además, el aumento de la inversión en medicamentos para ASSE, pasando de 2 mil 700 millones de pesos a 4 mil 300 millones. Aseveró que no solo es el dinero, sino cómo se va a comprar, avanzando así en la compra de más medicamentos con mejores precios.