Luego de una intensa semana matizada por negociaciones y prolongadas reuniones de trabajo entre los integrantes del gabinete y del propio presidente de la República Luis Lacalle Pou, el gobierno finalmente dio a conocer al caer la noche el paquete de medidas destinado a impulsar la temporada de verano 2020/2021, la primera en la historia con fronteras cerradas al tránsito habitual de turistas.
Los anuncios fueron realizados durante una conferencia de prensa realizada en la Torre Ejecutiva de la que tomaron parte el secretario general de la presidencia, Álvaro Delgado, los ministros de Economía y Finanzas, Azucena Arbeleche y de Turismo, Germán Cardoso y el subsecretario del ministerio de Economía, Alejandro Irastorza.
El ministro de Turismo, Germán Cardoso calificó a la propuesta como “Plan Verano” cuyo objetivo es asegurar una temporada de verano lo más normal posible de acuerdo a las actuales circunstanciales impuestas por la pandemia de coronavirus. “Vamos a tener temporada de verano, ajustada a una nueva normalidad, tomando todas las prevenciones, pero el gobierno asegura y da la certeza de que vamos a tener temporada de verano”, sostuvo el ministro Cardoso

Hasta abril
El paquete de medidas incluye alivios en distintos ámbitos en materia de los costos y los tributos que afectan a la actividad turística en un plazo que comenzará en diciembre y se prolongará hasta el 4 de abril coincidiendo en este caso con el último día de la próxima Semana de Turismo.
La oferta de alojamiento hotelero tendrá tasa 0 y los consumidores del sector gastronómico pagarán nueve puntos menos del impuesto al valor agregado (IVA). Este descuento también alcanzará al rubro del alquiler de coches sin chofer. En el mismo sentido, el estado brindará un descuento de ocho mil pesos en los aportes patronales por cada puesto de trabajo nuevo o que se reincorpore en estos rubros. En el sector inmobiliario, el gobierno resolverá la exoneración del IRPF a los alquileres por temporada. En el mismo sentido, se incentivará el pago de los arrendamientos por temporada en doce cuotas. En este sentido las autoridades están trabajando con el Banco República a los efectos de emitir una tarjeta de crédito que permita acceder a estos incentivos.
Cardoso y la ministra Arbeleche quieren que estos incentivos sean trasladados en los precios a los consumidores. Al respecto, Arbeleche no reveló el monto de la pérdida fiscal que puede generar para las cuentas públicas la aplicación de esta batería de medidas. “Cada una de las medidas tiene una estimación de mínimo y máximo de la renuncia fiscal que implica. Se trata de un rango “, dijo la ministra.
“¿Vale la pena?”, respondió Delgado cuando fue consultado en la conferencia de prensa sobre los incentivos que impulsa Argentina para atraer turistas extranjeros. “El gobierno desaconseja utilizar ese mecanismo”, indicó

Contenido publicitario