afane

Tres rapiñas y arrebatos se perpetraron en las últimas horas en la ciudad de Maldonado, aunque uno de los episodios aún no trascendió por las vías oficiales. El primero de los casos se produjo en horas de la mañana del martes y tuvo como damnificada a una señora de 42 años. La mujer caminaba por la calle San Carlos y poco antes de llegar a Ituzaingó vio que dos desconocidos en motocicleta se le aproximaron. Uno descendió del vehículo forcejeando la despojó de su cartera haciéndola caer al pavimento.

Los ladrones huyeron con un monedero con $ 2.000, un celular marca Samsung y documentos personales.

Más tarde, a las 20:30 horas otra rapiña tuvo como víctima a una uruguaya de 61 años de edad. La víctima narró que mientras caminaba por calle Alelíes se le aproximaron dos sujetos que le dieron golpes de puño y la despojaron de una bolsa que traía en su mano. Luego se dieron a la fuga en una moto.

Ayer, en tanto, pasado el mediodía, una sexagenaria que caminaba por Sarandí y Treinta y Tres fue abordada por un desconocido que le quitó la cartera y se dio a la fuga. Efectivos del Área de investigadores del Distrito II investigan estos hechos.

Copamiento

Un par de delincuentes ingresaron en la madrugada de ayer a la morada de una señora septuagenaria en Piriápolis con fines de robo. Los desconocidos lograron su propósito y ahora se los está buscando.

El caso tuvo lugar a las 3 de la mañana en jurisdicción de la Seccional 11º. Unidades policiales y efectivos fueron al lugar y se entrevistaron con la damnificada, una ciudadana uruguaya de 71 años, quién expresó que se encontraba en su domicilio y fue sorprendida por dos desconocidos. Estos ataron sus manos y cubrieron su rostro con una almohada para evitar ser vistos.

Posteriormente le solicitaron que indicara donde se encontraba el dinero y se retiraron con lo que lograron hallar por una ventana que habían forzado para ingresar. La suma sustraída ascendió a $ 1.500. La víctima manifestó que los individuos no fueron agresivos ni violentos al perpetrar el delito.

Menor y mayor

Hacia las 23 horas del pasado 1º de febrero efectivos del Área de investigaciones del Distrito III, tomaron conocimiento de que en la calle Maurente de la ciudad de San Carlos había dos sujetos con objetos robados en su poder.

Fue comisionado un móvil policial al lugar y los efectivos avistaron a dos sujetos cargando una caja y una bolsa. Se trata de un joven de 22 años y otro menor de edad que fueron derivados a las instalaciones policiales para ser indagados.

Más tarde, el magistrado de turno dispuso el procesamiento con prisión de Angel Ariel Ottado Olive, poseedor de antecedentes penales, imputado de un delito de receptacion. También inició al más chico un procedimiento como menor infractor como imputado de un delito de receptación. Como medida cautelar, dispuso su internación en dependencias de INAU por un término de 30 días.

Infiel

En tanto, la empleada de un hotel fue detenida y procesada por apropiarse de cosas que no le pertenecían. Se trata de L.I.E.F., quien fue acusada de la comisión de un delito de hurto especialmente agravado. Como medida sustitutiva deberá presentarse en la seccional de su domicilio una vez por semana durante el lapso de 90 días.

Días atrás efectivos del Área de investigadores del Distrito Operacional II se hicieron cargo de una denuncia de hurto radicada por una ciudadana argentina.

La señora manifestó que mientras se encontraba alojada en un hotel de Punta del Este, alguien que tenía acceso a su habitación retiró U$S 100 de su cartera.

Los efectivos investigaron los hechos y determinaron que una empleada del hotel que cumplía tareas cuidando niños no era ajena a lo sucedido. La mujer confesó y todo fue aclarado.

<sub> Dos detenidos

El pasado lunes 1º, hacia las 18:20 horas, efectivos de la subcomisaría de Solanas, en Portezuelo, tomaron conocimiento de un intento de ingreso furtivo a una finca ubicada en aquella zona.

Una dotación policial fue comisionada al lugar, mediante una inspección del perímetro de la finca detectaron que alguien había forzado la reja de una de las ventanas.

Luego de una búsqueda en las inmediaciones se halló una moto marca Vital escondida entre la maleza, y se constató que se encontraba denunciada por hurto desde el 1º de enero del corriente año.

A pocas cuadras del lugar fueron intervenidos dos uruguayos de 20 y 22 años de edad, poseedores de varios antecedentes penales, quienes fueron derivados a las instalaciones policiales e indagados sobre el asunto. Ayer debían regresar a la sede penal para otra instancia.

Foto: archivo

 

Contenido publicitario