Un helicóptero de la Policía sobrevoló estos días las playas de Maldonado haciendo sonar una serena y advirtiendo a los bañistas que debían volver a sus casas. Aparentemente, pocos le hicieron caso por cuanto el día era caluroso y soleado. En la mañana del domingo inspectores de la intendencia sugirieron a quienes colocan sombrillas y reposeras que no lo hicieran.

Contenido publicitario