El director de Espacios Públicos de la IDM, Rúben Pérez, explicó que hay inquietud ante las cuantiosas roturas que los vándalos causan en las plantas y arbustos del ornato público. Además de los daños y robos de ejemplares, también se constataron casos de accidentes de personas que al caminar por las veredas se encuentran con los pozos vacíos.
Pérez recordó que originalmente se plantaron 1500 ejemplares de espumillas. “Lamentablemente repusimos una cantidad innumerable, quizás entre el 50 % y 60 %”, indicó. El problema principal se da en el casco urbano del centro de Maldonado.
Las veredas son angostas y se colocaron árboles de aproximadamente un metro 80 centímetros, pero “hay una increíble vandalización, provocando que esa zona no cuente con vegetación para bajar la temperatura en verano”, señaló el jerarca.Dijo que como medida de urgencia se rellenarán los pozos donde estaban los árboles rotos. “Necesitamos que los protejan porque también ayudan a mejorar el clima y dan sombra”, agregó.

1 COMENTARIO

Comments are closed.