Privación de libertad y violencia privada para un hombre que en enero fue denunciado por una joven

El hecho ocurrió en la mañana del 3 de enero cuando una joven que había salido de una fiesta se subió al auto de R.A.C creyendo que se trataba de un chofer de una app de viajes

En la mañana del 3 de enero, una joven de 17 años se presentó en la Seccional 10ma. de Punta del Este donde radicó una denuncia en contra de un hombre que conducía una camioneta y que se hizo pasar por chofer de una app de viajes.
En aquel momento la víctima informó a los policías que había salido de una fiesta en la zona de El Placer y que, a través de un familiar, había solicitado un viaje a través de una app. Al llegar el vehículo, la joven se subió y le indicó la dirección a la que se dirigía. Poco después notó que el vehículo no iba hacia el destino solicitado y así se lo hizo saber a un amigo a través de un mensaje. Al darse cuenta de esto el conductor le tiró el teléfono y empezaron a forcejear; en determinado momento la joven logró escapar del vehículo.
A través del análisis y seguimiento realizado por personal de las cámaras de video vigilancia del Centro de Comando Unificado se logró identificar el vehículo denunciado y la fiscalía de 1° Turno dispuso la requisitoria de éste y de su conductor.
Dos días después fue localizado en la rambla México de Montevideo. Se procedió a identificar al conductor, un hombre de iniciales R.A.C., de 39 años al que además le fue incautada una pistola de aire comprimido.

Medidas
Realizadas las instancias policiales correspondientes, el hombre compareció en la Sede Letrada de 11° Turno, donde fueron dispuestas las siguientes medidas limitativas: 1) fijación de domicilio y no modificarlo sin dar previo aviso a esta Sede, 2) prohibición de salir del país, 3) retención de documento de viaje (cédula de identidad y pasaporte), 4) prohibición de comunicación o acercamiento a la víctima o su domicilio por el término de noventa (90) días”.
Durante este tiempo continuaron las diligencias para la investigación y este martes se realizó la audiencia en el Juzgado Penal de 11° Turno. Allí fue dispuesta su condena como autor penalmente responsable de un delito de privación de libertad y un delito de violencia privada en régimen de reiteración real, a la pena de ocho (8) meses de prisión, pena que se cumplirá en régimen de libertad a prueba bajo las siguientes condiciones: 1)residir en un lugar determinado donde sea posible la supervisión por la Oficina de Seguimiento de la Libertad Asistida y no modificar su domicilio sin dar previo aviso a la Sede Judicial, 2) sujetarse a la orientación y vigilancia de la referida Oficina, 3)presentarse una vez por semana en la Seccional Policial de su domicilio fijado, 4)cumplir tareas comunitarias una vez por semana durante dos horas diarias cada vez, 5)prohibición de acercamiento en un radio de 100 metros a la víctima, 6)los dos primeros meses: cumplir arresto domiciliario nocturno.-