comisariaLa justicia penal procesó el pasado martes sin prisión a un efectivo policial por las lesiones sufridas por un mayor edad que el agente había detenido por su presunta participación en el intento de robo de un comercio de la ciudad carolina.

La jueza tipificó al agente un delito de “abuso de autoridad sobre los detenidos en concurrencia fuera de la reiteración real con lesiones”.

El caso fue denunciado por un sujeto, mayor de edad, detenido en la mañana del domingo cuando se encontraba frente a un comercio ubicado a la altura de la esquina de las calles Treinta y Tres y Curbelo de la ciudad de San Carlos.

El efectivo sostuvo que el sujeto había sido detenido luego de haber roto la ventana de una pizzería del lugar con la finalidad de robar en el interior. El agente policial aseguró que el hombre resistió la detención e inclusive pretendió atacarlo con un cuchillo. El individuo se dio a la fuga y fue capturado poco después sin oponer resistencia alguna.

El detenido ingresó a la Seccional sin mostrar signo alguno de haber sido lesionado cuando fue intervenido en la vía pública por varios efectivos policiales.

El hombre fue conducido por otro policía hasta uno de los calabozos de la Seccional. Pero el detenido aseguró que el policía, luego de quitarle las esposas, lo agredió a puntapiés y golpes de puño.

La jueza Ana Reloba, de turno, rechazó instruir el caso porque en ningún momento fue informada de las lesiones experimentadas por el detenido. Esto fue advertido por la magistrada cuando le cortaron las 24 horas al detenido al ser conducido a la sede judicial. El caso pasó entonces a una jueza subrogante.

Esperando

El médico forense revisó al detenido y constató que presentaba dos hematomas en la cabeza. También tenía las rodillas y ambas manos lastimadas.

El caso quedó se limitó a las lesiones sufridas por el detenido en dependencias policiales, porque nadie observó si había roto el vidrio de la pizzería tal como denunció el otro efectivo policial.

El sujeto cuenta con un antecedente que data de hace varios años. En el momento de su detención se encontraba esperando un ómnibus para venir a trabajar a la ciudad de Maldonado. La justicia desestimó el intento de robo de la pizzería denunciado por el efectivo policial que aseguró haber observado tal situación.

Foto: FM Gente

Contenido publicitario