obra4Tal cual estaba previsto, la Intendencia de Maldonado entregó ayer a la Cámara de la Construcción las llaves del local ubicado en avenida Aiguá y Bulevar Artigas, donde hasta hace unos años funcionaba Codepal. Ahora el lugar será remodelado y acondicionado para albergar la Sede Este de los Fondos Sociales de la Construcción y los cursos del Instituto Técnico Tecnológico de la Construcción (ITTC).

El secretario general de la comuna, Gustavo Salaberry, destacó que la apertura del nuevo centro educativo es un proyecto que se maneja desde hace años y destacó que, además de preparar nuevos profesionales en el área de la construcción, permitirá acreditar los saberes de personas que trabajan en el rubro aunque no poseen títulos formales en ninguna disciplina laboral. Asimismo, puso de relieve que las obras permitirán recuperar una edificación que lucía abandonada e incluso había sido ocupada por intrusos que la usaban para pernoctar.

En declaraciones a Radio Maldonado, el jerarca recordó que el ITTC “estaba entre los tres proyectos que Maldonado había planteado a las autoridades de la educación” además de la Escuela de Alta Gastronomía de la Parada 12 y el Instituto Público de Lenguas “que quedará para el próximo período”.

“Maldonado necesita una formación especializada en el rubro de la construcción que es la rama principal de la industria del departamento, por otro lado incentivar a la investigación, dado que uno de los problemas que tenemos son los costos de la vivienda y lo otro es la acreditación de saberes, que es importantísimo”, explicó.

En este último sentido, Salaberry indicó que el ITTC -familiarmente llamado “Escuela de la Construcción”- servirá para que “quienes hoy son plomeros, electricistas, carpinteros que conocen (su oficio) pero no tienen una formación puedan acreditar sus saberes y tener título si tienen el conocimiento práctico. Eso es una cosa muy importante porque les va a permitir mejores condiciones de trabajo”, explicó.

Salaberry añadió que existe gran satisfacción por la concreción de este centro educativo, que es posible gracias al aporte de los propios trabajadores de la construcción, la UTU, la Cámara de la Construcción y el gobierno departamental.

En efecto, el pasado 21 de abril la IDM cedió el terreno en comodato por 30 años a la Universidad del Trabajo de Uruguay (UTU), el Fondo de Capacitación de la Construcción (FOCAP) y el Fondo Social de Vivienda de Obreros de la Construcción (FOSVOC). El predio cuenta con una superficie total de 982 metros cuadrados. Las llaves del local fueron entregadas ayer en la mañana en un acto al que asistió el presidente de la Cámara de la Construcción, Ignacio Otegui, y diversas autoridades departamentales.

Las obras de remodelación quedarán concluidas en el correr del próximo año, aunque Salaberry había adelantado que durante 2014 se podrá comenzar a expedir la acreditación de saberes y el desarrollo de las acciones correspondientes a los Fondos Sociales de la Construcción. La propuesta tecnológica “se dictará a partir de 2015 porque será imprescindible tener la edificación finalizada”, precisó.

La idea es que la escuela “sea sostenible en el tiempo” más allá de un período de gobierno determinado, dijo el jerarca.

Contenido publicitario