liceosancarlos1 (Copiar)

 

Los profesores de Maldonado adhirieron ayer al paro general de la educación, mientras en San Carlos ocuparon el liceo Nº 1 a pesar del decreto de esencialidad firmado por el Poder Ejecutivo.

En lugar de dictar clases muchos docentes concurrieron a la plaza San Fernando donde estaba prevista una movilización entre las 11 y las 14 horas.

Maestros y profesores reclaman que se destine al menos un 6% del PBI para la ANEP y la UDELAR al comienzo del quinquenio. También piden que los grupos de estudios tengan un máximo de 25 alumnos, condiciones edilicias buenas para educar, número de adscriptos adecuado en relación al número de estudiantes, es decir, uno por cada 100 alumnos. Entre sus reclamos figura la creación de “equipos multidisciplinarios en todos los liceos que puedan atender la diversidad y los emergentes de la realidad social actual. Creación de cargos para Orientadores bibliográficos, Ayudantes de Laboratorio, Ayudantes Administrativos y Auxiliares de Servicio”, informó FM Gente. Reclaman también material didáctico adecuado en todas las instituciones, creación de más liceos. En San Carlos piden que se reforme el liceo 1 y que se construya un tercer liceo para la ciudad.

Antía y Rijo

A todo esto, muchos actores políticos se han pronunciado en las últimas horas a favor y en contra del decreto de esencialidad y de la lucha de los docentes por más recursos y mejores salarios. FM Gente entrevistó ayer a la alcaldesa de San Carlos, Alba Rijo, quien en calidad de docente repudió el decreto y dijo que le duele mucho que su gobierno del FA la haya adoptado. Rijo dijo que si la educación es esencial, hay que demostrarlo con hechos y que los docentes no solo piden un salario, sino mejorar todo lo inherente a la educación. Rijo señaló que en el Uruguay hubo conflictos mucho más extensos y otros gobiernos no decretaron la esencialidad. También sostuvo que la enseñanza es lo que forma a las personas y que os docentes manifiestan sacándole horas a su familia y su vida en pos de lograr mejoras para otros. Por ello felicitó a sus colegas que luchan dando todo por su causa.

Por su parte, el intendente Enrique Antía apoyó la disposición del gobierno. Estimó que “la educación es esencial” y dijo que con los niños y su educación no se puede “tirar la piola de más”.

Cuando se le inquirió si no era esencial tener los salones y los edificios en buen estado respondió que él ya anunció que dará prioridad a la educación, lo que le merece confianza, porque eso incluye mejoras en los centros educativos.

 

 

Contenido publicitario