Al lanzar la temporada de verano en Buenos Aires, por quinto año consecutivo, las autoridades del Ministerio de Turismo informaron sobre una serie de beneficios fiscales establecidos en los servicios turísticos para todo visitante que llegue al Uruguay en el próximo verano 2019-2020. También dieron cuenta del compromiso asumido por los operadores privados del sector para mantener los precios congelados entre diciembre y abril.
“Venimos acá, a su país, a decirles que hoy más que nunca los queremos recibir en Uruguay”, señaló la ministra de Turismo, Liliam Kechichian, en el acto de presentación de la temporada estival 2019-2020. “Para nosotros, todos los turistas son nuestros amigos, pero a los argentinos los consideramos hermanos, pues son muchas las cosas que nos unen”, añadió.
“Somos conscientes de la realidad, como también tenemos la certeza de que es coyuntural y que Argentina como país sabrá salir adelante de esta situación, confiamos en ello”, subrayó Kechichian, flanqueada por el equipo de conducción de esa cartera.
“El gobierno nacional y los departamentales, junto con los operadores turísticos privados, nos hemos preparado para recibirlos de la mejor forma la próxima temporada”. “Queremos que se sientan como en su casa, son bienvenidos a estar bien en Uruguay”, agregó.

Beneficios y precios congelados
Este año se otorgarán nuevamente beneficios fiscales para los turistas no residentes, que estarán vigentes hasta el 30 de abril. Estos comprenden la devolución de la totalidad del 22 % del impuesto al valor agregado (IVA) sobre servicios turísticos a personas físicas, siempre que el pago sea con tarjetas de débito o de crédito emitidas en el exterior.
Están comprendidos en esos servicios los gastronómicos y los alimentos para la realización de fiestas y encuentros, los arrendamientos de vehículos sin chofer y los servicios de mediación en el arrendamiento de inmuebles con destino turístico. En ese último caso, se devuelve el 10,5 % del precio del arrendamiento. También sigue operativo el régimen de tax free (libre de impuestos) y no se cobra el IVA en hoteles.
En paralelo, los turistas se beneficiarán de una reducción del 24 % en el impuesto específico interno (Imesi) para las gasolinas, en las estaciones de servicio ubicadas a un máximo de 20 kilómetros de los pasos de frontera.
Kechichian dijo que en Rocha, Maldonado y Atlántida se ofrecerá una canasta turística de unos 300 productos, que no sufrirán aumento de precios hasta abril, al tiempo que el sector hotelero se comprometió a congelar las tarifas en verano.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre