Punta del Este despidió a Luis Sáder

El veterano inmobiliario, hijo de pioneros comerciales de la península falleció este lunes a la edad de 85 años

Este lunes 3 de junio dejó de existir el muy estimado inmobiliario de Punta del Este, Luis Sáder Iturria, viejo vecino esteño, hijo de un padre libanés y una madre vasca que en su momento fundaron algunas de las más tradicionales empresas de la zona.

Luis había nacido en 1933 y desde hace décadas tenía su inmobiliaria en la primera cuadra de la avenida Gorlero que, desde los años treinta, y gracias a la estación de ferrocarril, se había transformado en el “centro” comercial de la península.

Era hijo de César Sader que había llegado al país hacia 1909 junto a su ilustrado hermano, Emilio, y su padre Abdo. La familia vino al país huyendo de las intemperancias que el imperio turco imponía al Líbano y se estableció primero en la zona de Pan de Azúcar. En 1910 comenzaron a pasar los veranos en Punta del Este, vendiendo artículos de todo un poco. Con los años adquirieron una esquina en la que inauguraron una tienda de ramos generales con bar incluido, la “Casa Sáder”. Luego habilitaron el hotel “L’élite” y años después levantaron el ya histórico hotel Playa, abierto hacia 1942 y demolido hace pocos años para levantar las torres Imperiale.

Lugar de encuentro

Luis se crió precisamente ayudando a sus padres en la “Casa Sáder”, cuando ya se había transformado en un lugar de encuentro para lugareños y turistas que crecía comercialmente a la par del balneario. Antes de 1940, cuando se fraccionó el barrio Cantegril, entre el mar y la avenida Roosevelt, Punta del Este solo era frecuentada por familias de gran fortuna que solían pasar no menos de uno o dos meses de veraneo. Muchas de ellas se abastecían con los hermanos César y Emilio Sáder que, a la postre, también comenzaron a encargarse del alquiler y administración de propiedades.

Para ese entonces, la Casa Sáder tenía también una librería de costosos ejemplares importados desde Europa y vendía automóviles que exhibían en la esquina de la calle 9 y la 12. A la muerte de su padre, Luis abrió su inmobiliaria que ha perdurado hasta hoy capeando todas las crisis que afectaron al balneario, desde “la tablita” y la hiperinflación de los ochenta hasta el “corralito”, el kirchnerismo y el bloqueo de los puentes del litoral.

Luis Sáder dirigió su casa comercial durante más de medio siglo y dio oportunidades laborales a un sinnúmero de jóvenes de la zona, desde los hoy veteranos peninsulares a los fernandinos y carolinos. Con la gran mayoría de ellos mantuvo hasta ahora cordiales y aun afectuosas relaciones

Luis también estuvo siempre inserto en la comunidad y presidió al menos dos veces la Liga de Fomento de Punta del Este, que se fundó en 1940. También fundó la constructora Safema junto a otros empresarios que invirtieron en el primer gran boom edilicio del balneario, iniciado a fines de los años setenta.

Este lunes dejó de existir y dejó una viuda y dos hijos grandes de distintos matrimonios. La mayor, Florencia, es hoy concejala del Municipio de Punta del Este. Luis Sáder fue velado hoy entre las diez de la mañana y las tres de la tarde en la sede de la propia Liga. Fue sepultado en la necrópolis de Maldonado. Se fue un amigo. La zona está con bandera a media asta.

 

Del Partido independiente

Luis Sader

El Partido Independiente de Maldonado tras el doloroso fallecimiento de nuestro querido amigo Luis Sader, saluda con mucha congoja a su familia en este momento tan difícil.

Hoy Punta del Este y todo el Departamento de Maldonado pierde a un gran hombre, de una sencillez, humildad y calidez humana realmente admirable. Que siendo un ilustre ciudadano de Punta del Este, ha sido artífice y forjado el prestigio del balneario como principal destino turístico latinoamericano.

Hacía muchos años que el Partido Independiente tenía el privilegio de contar en sus filas con Luis Sader y quien supo prestigiarnos integrando las listas a los diferentes cargos electivos tanto a nivel Nacional, Departamental o Municipal. Un hombre íntegro, honrado, que nos enseñó entre muchas otras cosas cómo ser fiel a sus principios y convicciones, cómo ponerle amor y alegría al hacer cotidiano.

Ing. Andrés Carrasco

Diputado del Partido Independiente por Maldonado