inau1Cuatro adolescentes responsables de varias rapiñas registradas el año pasado en Punta del Este recuperaron la libertad al cumplirse la medida socioeducativa de privación de libertad dispuesta por el juez penal de 2º turno, Gerardo Fogliacco.

Dos de los menores fueron liberados en junio pasado. En tanto, los otros dos regresaron a Maldonado en las últimas semanas, según trascendió en ámbitos judiciales.

Los cuatro menores fueron sancionados en el expediente de la referida sede judicial de acuerdo a la sentencia dictada el 1º de agosto de 2013.
Dos de los adolescentes fueron declarados como responsables en calidad de autores de dos infracciones gravísimas de rapiña. Ambos fueron privados de su libertad durante quince meses en dependencia del Sirpa. Los otros dos menores permanecieron privados de su libertad en mayo pasado al cumplirse los doce meses de la decisión del juez Fogliacco que los remitió al Sirpa.

Un tribunal de familia de segundo turno confirmó el fallo en primera instancia del magistrado fernandino, aunque solo se refirió a dos de los menores.

Hechos

El 12 de mayo de 2013 uno de los adolescentes en compañía de otros interceptaron el paso a otros dos menores que caminaban a la altura de la parada 8 de la rambla “Lorenzo Batlle Pacheco”.

Mediante amenazas, los jóvenes robaron a uno de ellos una campera de marca  Zoo-York y unos championes marca DC. Al otro le sustrajeron un celular Samsung y al restante un gorro de lana.

Seis días después, el mismo menor infractor y un conocido se desplazaban en una moto PX cuando interceptaron a otros dos menores que circulaban por la avenida Roosevelt amenazándolos con presuntas armas blancas que tenían en su poder. Los asaltantes se hicieron de dos teléfonos, uno Blackberry y otro Nokia, además de hacerse de la campera de una de sus víctimas y del dinero que ambos portaban. Una semana más tarde, a las 04:00 del 25 de mayo de 2013 los mismos jóvenes asaltantes que circulaban en moto junto a cuatro personas de edad, rodearon a dos adolescentes que caminaban por el estacionamiento de la parada 3 de la playa Brava hacia el boliche nocturno del lugar.

Mediante amenazas, diciéndoles “que los iban a limpiar y al grito de quédense quietos”, lograron sustraerles una campera y un buzo verde con la inscripción “Pull&Bull”, dos pares de championes y unos auriculares blancos marca “Samsung”, que estaban en el bolsillo de la campera sustraída a uno de ellos.

Ese mismo día a las 5 los menores infractores rodearon a dos jóvenes que caminaban cerca de la estación ANCAP de la avenida Roosevelt de Punta del Este.

Al grito de “los vamos a cagar a palos” les robaron una campera, un celular y una mochila con varias prendas, entre ellas zapatos de fútbol Nike y una tableta.

Acto seguido huyeron del lugar, siendo detenidos por la Policía a pocas cuadras.

La sala apreció que atento a la gravedad de la conducta de estos adolescentes, el tiempo de duración de la medida socioeducativa era correcto.

Contenido publicitario