kennedy (Copiar)

El grupo de propietarios afectados por la expropiación de los dos predios destinados al realojo de los ocupantes de los asentamientos “El Placer” y “Kennedy” de Punta del Este, iniciarán varias reclamaciones tanto por la vía administrativa como judicial.

Las acciones irán contra el acto complejo de gobierno por el cual serán expropiados los dos predios.

“Existen dos grandes grupos de perjudicados por esta medida que de momento son uno sólo. Los dos propietarios y los dueños del predio lindero. También se encuentran los inversores que tienen proyectos en el polígono de Aparicio Saravia. Se trata de intereses no contrapuestos sino compartidos que buscan revertir la expropiación”, explicó el abogado Mauricio Fioroni.

“Si sigue adelante el proceso expropietario el destino de unos será obtener el mayor precio posible por la enajenación a partir de la tasación efectuada por un tasador”, agregó.

“El destino de los otros será reclamar la mayor cantidad de dinero por los daños y perjuicios generados por el acto administrativo”, explicó.

En el caso de los dos propietarios, la familia Zorraquín y el empresario Mario Pollack, la estrategia pasa por enfrentar la toma urgente de posesión de los dos predios y el propio juicio de expropiación.

Por un lado, los propietarios de ambos predios buscarán la nulidad del procedimiento administrativo ante el Tribunal de lo Contencioso Administrativo.

Daños y perjuicios

Esto ocurrirá una vez que el intendente Enrique Antía firme el decreto departamental por el cual fue aprobada la expropiación. En la justicia civil será tramitada una demanda por daños y perjuicios por los afectados y los propietarios.

La administración municipal tramitó ante una sede judicial de Maldonado la toma urgente de posesión de ambos predios. El procedimiento no fue, a juicio del abogado, tramitado por el juez de acuerdo a las normas en la materia.

“Esta toma urgente fue realizada de forma irregular porque, entre otras cosas, no existe la anuencia previa de la Junta Departamental para la designación del bien. Esto no fue observado por el juez que decretó la toma urgente de posesión. El juez no controló la designación. El Poder Judicial actuó por error en este caso. Es un expediente mal tramitado”, indicó. “Por un lado se va a generar toda una batalla legal por la toma urgente de posesión. Por otro, se iniciará el otro proceso por el juicio de expropiación. A nuestros clientes solo le interesa desarrollar sus proyectos en esos predios. En caso que no se revierta lo que se discutirá será el justo precio por ambos predios. Esto implica el pago con el valor actual de ambos inmuebles y los correspondientes daños y perjuicios”; expresó Fioroni.

“Mis clientes tienen tasaciones que rondan los 30 millones de dólares. Por los dos predios cuya superficie total es de 47 hectáreas”, explicó.

“El dinero pensado por la Intendencia es irreal. El peor escenario para nuestros clientes, tanto de Zorraquín como de Pollack, es que se les paguen en lugar de los 30 millones, un poco menos.  La cifra que resultará de la tasación que se concrete en el juicio por expropiación. A partir del trabajo de un perito independiente. De todas formas lo mejor para nuestros clientes es que todo esto se revierta. Que no se lleva adelante la expropiación. Que se busque una alternativa. Mis clientes están comprometidos en trabajar en una alternativa que tenga menor costo para la Intendencia y que sea más sustentable”, reflexionó Fiorini.

 

Posición de la Intendencia

La Intendencia de Maldonado no solo actuó ajustada a derecho sino que además el proceso de expropiación de ambos predios cuenta con el apoyo de los vecinos de El Placer y Kennedy. Es una solución de consenso alcanzada con los vecinos que permitirá que ellos puedan acceder a una vivienda digna, dijo a Correo de Punta del Este el director general de Vivienda, Alejandro Lussich.

El jerarca cuestionó la actitud del Frente Amplio de no prestar su concurso para la expropiación de ambos predios. “En la administración del Frente Amplio fueron votadas decenas de expropiaciones. Ahora no dan sus votos para poder encontrar una solución a más de medio millar de familias”, enfatizó.

Sobre las eventuales demandas que interpongan los propietarios y otros presuntamente perjudicados por esta medida, Lussich sostuvo que lo que está en juego es el precio de los predios.

Lussich refutó la versión de los propietarios sobre que el MVOTMA no  tiene un acuerdo con la Intendencia, la citada cartera ministerial esta al tanto del plan como también lo está el gobierno nacional. “No tenemos por qué dudar del compromiso que tiene el MVOTMA para realojar los asentamientos en Maldonado”, dijo Lussich.

El proceso de expropiación de ambos predios es similar al empleado por la pasada administración para la construcción de la ruta perimetral de Maldonado y Punta del Este. “Son expropiaciones aún no terminadas”, agregó.

El jerarca no duda que detrás hay un trasfondo político que busca evitar de cualquier manera que se encuentre una solución al problema de los asentamientos. “En Maldonado regresó la máquina de impedir la que misma que estuvo guardada en los últimos diez años”, al calificar de “menores” los argumentos manejados por la oposición durante la última sesión cuando fue aprobada la expropiación.

“Lo más increíble es que lo que se busca es impedir la mejora en la calidad de vida de cientos de familias del departamento, que por una razón u otra hoy ni tienen una calidad de vida mínima y digna”, expresó

Contenido publicitario