El Ministerio de Salud Pública (MSP) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) seleccionaron a 20 de 93 experiencias de atención primaria de la salud del sector público y privado que aspiraban a ser reconocidas por su buenas prácticas. En el caso de Maldonado, fue reconocida la policlínica del balneario Buenos Aires.
La segunda edición de la entrega del reconocimiento fue presidida por el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, y el representante de OPS en Uruguay, Giovanni Escalante. La postulación de servicios estatales llegó al 55% y llegaron de casi todos los departamentos del país. El jurado estuvo integrado por representantes de la academia, de la OPS y del MSP.
Algunos de los reconocimientos están asociados al trabajo de médicos de familia, proyectos de salud mental, sexual y reproductiva, trabajo con adolescentes y promoción de la alimentación saludable, iniciativas que involucran un encare interdisciplinario y que muchas veces evitan la sobreutilización de especialistas.

El primer nivel
El ministro Jorge Basso destacó el proceso de atención en el primer nivel (el trabajo en las policlínicas), fuera del ámbito hospitalario-sanatorial. “Desde hace 40 años se habla del primer nivel como las estructuras capaces de resolver hasta el 70% de los problemas de salud de la población”, dijo.
Entiende que este reconocimiento es un estímulo para el prestador de salud y para el equipo. “Implica involucrar fuertemente a los equipos y a la comunidad para mejorar los resultados”, agregó el titular del MSP, quien recordó que calidad no es solo desarrollo tecnológico.
Algunos de los reconocimientos están asociados al trabajo de médicos de familia, proyectos de salud mental, sexual y reproductiva, trabajo con adolescentes y promoción de la alimentación saludable, iniciativas que involucran un encare interdisciplinario y que muchas veces evitan la sobreutilización de especialistas.
Basso destacó el proceso de atención en el primer nivel y el trabajo en las policlínicas, fuera del ámbito hospitalario-sanatorial. “Desde hace 40 años se habla del primer nivel como las estructuras capaces de resolver hasta el 70 % de los problemas de salud de la población. En su fortalecimiento, el sistema de salud se juega un desafío extraordinario”, dijo.
Este reconocimiento es un estímulo para el prestador de salud y para el equipo e “implica involucrar fuertemente a los equipos y a la comunidad para mejorar los resultados”, agregó el ministro.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre