Un cortocircuito que se produjo en el sistema del aire acondicionado desató un incendio en un contenedor ubicado junto a la sede del Plan Vigía, en el que se encontraba una gran reserva de medicamentos desde donde suele abastecerse a las 17 policlínicas que la Administración de Servicios de Salud el Estado (ASSE) posee en todo el departamento.
Dada la catástrofe, la coordinadora de la Red de Atención Primaria (RAP), doctora Sandra Alberti, explicó que ahora debe realizarse una “compra urgente” de remedios, De todos modos, reponer las pérdidas podría demorar una semana, señaló la profesional a FM Gente.
“Es un problema, pero va a estar resuelto rápidamente. Tuvimos anoche (lunes) un cortocircuito en el depósito de Proveeduría y los medicamentos que estaban allí se ahumaron, quedaron con hollín. No están en condiciones de ser usados. Una empresa se va a encargar de eliminarlos”, explicó.

Reposición
“Mientras tanto, vamos a hacer una nueva compra de medicación, urgente, para reponer nuestro stock de reserva. Todas las policlínicas de la RAP y las de la IDM, que son atendidas por la RAP, tienen su medicación sin problemas. Lo que estaba acá era la reserva”, agregó.
La jerarca indicó que ASSE ya dio la autorización para financiar la compra extra y ayer mismo se elevó el pedido. “Podrá existir algún problema menor. Pero la voluntad es que no le falte medicamentos a nadie. Yo creo que no va a haber inconvenientes”, afirmó.
Alberti indico que por lo general las compras llevan su trámite y se demoran, pero en este caso, tratándose de una urgencia imprevista, se espera que el tema quede resuelto en pocos días. Por otra parte, indicó que ahora se está buscando un lugar alternativo de depósito para guardar esos fármacos de reserva.

Contenido publicitario