Restauran mural pintado por Páez Vilaró al cumplirse cinco años de su deceso

El mural que Carlos Páez Vilaró pintó hace más de veinte años en el lobby del entonces denominado Hotel Conrad, de Punta del Este, será restaurado en un lugar principal del actual Enjoy Hotel de la parada 3.
Las actuales autoridades del complejo resolvieron tiempo atrás reinstalar el mural pintado en 1997 en otra parte destacada del edificio. Se trata del mural más grande de Punta del Este y uno de los más importantes de los muchos que el artista realizó a lo largo de su carrera.
En un principio fue colocado en una de las entradas laterales al lobby del edificio, pero hace unos años fue retirado del lugar a causa de una reestructura. Mediante la aplicación de una técnica específica, el mural fue copiado y guardado hasta nuevo aviso. Ahora se anunció que el viernes 1º será visible otra vez en el hotel.
En tanto, otro mural de Páez Vilaró, ubicado en Buenos Aires, en el cruce de la avenida Figueroa Alcorta y la calle Tagle, se encuentra en pleno proceso de restauración. El trabajo es llevado adelante por el gobierno de la capital argentina.
Por otra parte, en la ciudad de Washington (Estados Unidos) se prepara una exposición de las obras del artista en la sede del Museo de las Américas. Será inaugurada en mayo y se prolongará durante tres meses con obras que realizó entre 1960 y 2014.
También se emitirán imágenes de la elaboración del famoso mural “Raíces de la Paz”, pintado por Páez en el año 1960.

Cinco años
Este domingo se recordó el quinto aniversario del fallecimiento del artista plástico. La muerte lo sorprendió cuando, a pesar de su avanzada edad, tenía una gran cantidad de objetivos por delante. La noticia de su fallecimiento provocó gran aflicción entre sus muchos amigos y conocidos de Maldonado, del resto del país y de todo el mundo. Este año, la edición del denominado “Encuentro de tambores de Punta del Este”, realizado en la península días atrás, llevó su nombre. En tanto, el artista José Gallino retrató a Carlos Páez Vilaró con un grafiti en un muro de la ciudad de Montevideo.
Ayer no hubo ningún un acto formal que recuerde el fallecimiento del artista, pero el atardecer será distinto en Punta Ballena. Como cada día, se escuchó la grabación de su clásico homenaje al sol. Su familia estuvo presente.

stuvo presente.