El payaso Riki Ra, considerado por muchos “el mejor” de los artistas que se presentan cada verano en la plaza Artigas de Punta del Este, donde hay espectáculos para el público infantil, recibió una advertencia de las autoridades de la feria que causó más gracia que sus propias humoradas. Según trascendió, una señora se molestó al ver dos pasajes precisos del espectáculo del artista: uno en el que hace que los niños soplen en una trompeta, donde él ya había puesto sus labios – “algo desagradable”, dijo la señora- , y otro en la que el payaso tira al aire una muñeca. A juicio de la denunciante, ese número “pone en riesgo la integridad física” del público adulto e infantil.
Riki Ra recibió una carta del coordinador de la feria, quien lo exhortó a dejar de lanzar “elementos en altura” y hacer participar a los niños en sus números, algo poco menos que imposible. Poco después respondió:
“Una denuncia vale más que mil risas. Ayer me notificaron de esta denuncia por lo que no voy a hacer más la presentación con la trompeta ni la muñeca voladora. En el fondo me alegra que mi arte no pase inadvertido, que provoque, que haga pensar. Les pido a aquellos que disfrutan de mi show lo hagan a info@maldonado.gub.uy asi no quedan registradas solo las denuncias. Gracias”.